Arequipa

Dictan 36 meses de prisión preventiva para acusado de pornografía infantil

12 de junio de 2019
Alfredo Tuni Cahuana podría ser sentenciado hasta con 12 años de prisión.

Alfredo Tuni Cahuana (25), acusado de pornografía infantil y delito informático en la modalidad de proposiciones a niños y adolescentes con fines sexuales mediante medios tecnológicos, fue trasladado al penal de Socabaya para cumplir mandato de prisión preventiva por 36 meses. La orden fue dispuesta por el juez del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Cerro Colorado, Tomás Chávez Gutiérrez.

El magistrado valoró los graves elementos de convicción presentados por la Fiscalía de Crimen Organizado que hizo referencia, en una primera parte, a que el individuo tenía dos cuentas de Facebook con identidades falsas, las cuales utilizaba para amedrentar a una menor de 12 años a quien había obligado a grabar videos de contenido sexual.

En la segunda parte, el investigado amenazaba con subir estas imágenes a redes sociales e imprimir fotos que serían colocadas por las inmediaciones del colegio de la víctima, si no accedía a tener relaciones con una tercera persona que en realidad era el propio Alfredo Tuni Cahuana, quien sometía a la menor advirtiéndole que mataría a su hermano menor. El individuo admitió haber tenido relaciones sexuales con la víctima, pero adujo que fue a insistencia de la menor.

Durante la audiencia de prisión preventiva se presentaron otros videos de alto contenido sexual, donde participan otros menores de edad, cuya identidad está por determinarse. Asimismo, estas imágenes de pornografía se habrían estado difundiendo en grupos pornográficos por lo cual se configuraría el delito de organización criminal.

La pena prevista por el delito de pornografía infantil es de 12 años y por el delito informático con fines sexuales, la sanción mínima es de 4 años de cárcel.

El depravado fue detenido el fin de semana entre la intersección de las calles Miguel Grau y Alfonso Ugarte, por las inmediaciones de la plaza Las Américas de Cerro Colorado, cuando se disponía a encontrarse nuevamente con su víctima, quien ya había denunciado los hechos.

Compartir

Leer comentarios