Arequipa

Docentes exigen a Arzobispado devolución de terreno de colegio

30 de septiembre de 2019
Protesta se desarrolló en la Plaza Mayor.

La devolución de un terreno de aproximadamente 2 mil metros están exigiendo los docentes de la institución educativa San Antonio María Claret de Circa al Arzobispado de Arequipa, porque aseguran no se cumplen con los acuerdos pactados para la cesión de uso.

Percy Cornejo Choquemamani, director del plantel, informa que en medio de la institución educativa está levantada una iglesia, y hace 19 años se decidió llegar a un acuerdo para que el colegio cediera parte de su terreno ubicado a un costado para trasladar dicha iglesia y demoler la construcción existente, y que el lugar fuera utilizado como patio.

El acuerdo se tomó entre el arzobispo Luis Sánchez Moreno Lira y el padre Carlos Pozzo. Sin embargo ha pasado el tiempo y la iglesia no ha sido demolida, pero tampoco el colegio tiene la posesión de dicho terreno, sino el Arzobispado.

El director señaló que se trata de una institución que tiene más de mil estudiantes y que no cuentan con el espacio suficiente para recrearse, debido a que dicha construcción continúa en el lugar, pero tampoco pueden hacer uso del terreno cedido, porque el Arzobispado se encuentra como inquilino precario.

La reacción de los docentes, así como de los padres de familia, ha surgido luego que comenzó a llegar al plantel maquinaria con materiales de construcción, pero no para iniciar la construcción de un nuevo templo, sino para el mantenimiento de la antigua iglesia.

A ello se suma que el Arzobispado ha iniciado un proceso legal para que dicho terreno de 2040 metros sea inscrito a su nombre, desconociendo los acuerdos a que se llegó hace 19 años entre ambas autoridades de la Iglesia de hacer el canje. Es decir, no solo se quedaría con la propiedad del terreno donde está el templo Virgen de Fátima, sino además con el terreno baldío.

El inconveniente es que dicho proceso se realiza en Lima y los docentes, además de los padres de familia, no tienen dinero suficiente para estar pagando abogado y viajando a la capital para continuar el juicio, por lo que temen perder la propiedad, mientras que los estudiantes no tienen comodidad para realizar sus estudios.

Compartir

Leer comentarios