Cultura

Edición del Texao reúne requisitos para ser una enciclopedia sobre Arequipa

27 de junio de 2019

“No se trata de un libro corriente, es una suma de saberes que puede extenderse a ciencias geológicas, ecológicas, de la natura o de la sociedad alguna, sin límite alguno. Texao es un producto mistiano e inacabable. Seguramente no faltarán los herederos intelectuales que continúen el valioso trabajo de Juan Guillermo Carpio Muñoz”, dijo Hugo Neira Samanez, en la presentación de la historia de Arequipa a través del Texao.

“No dejen que yo me vaya de este mundo, sin haber publicado la nueva edición del Texao”, pidió casi entre súplicas Carpio Muñoz a las autoridades e instituciones arequipeñas el 26 de junio del 2015, cuando fue declarado Hijo Predilecto de la ciudad. A esa altura de su vida, ya el cáncer se le había manifestado; pero decidió hacer una nueva edición de este libro para seguir narrando la historia de Arequipa. En ese entonces, según contó él mismo, ya tenía avanzado el 50% de trabajo en la recopilación de información y le quedaban por lo menos tres años más de ardua labor.

Recordar ese momento por parte de su esposa Maigualida Pérez González hizo que se le quebrara la voz al momento de leer su carta. Llegó a las puertas del despacho del rector de la Universidad Católica de Santa María, Alberto Briceño Ortega, no sin antes pasar por una serie de instituciones públicas y privadas, buscando un auspiciador.

Solo aquí encontró eco en sus palabras y se comprometieron a financiar la edición de 14 tomos del nuevo Texao, con un presupuesto de más de 300 mil soles. Trabajo al que le puso todo el amor que sentía por Arequipa en cada una de sus palabras, que transcribió durante 14 horas al día, tratando de ganarle tiempo a la vida, a pesar de la dura enfermedad que lo consumía poco a poco.

Esta edición la terminó el 23 de enero del 2019, luego se dedicó a planificar cómo y quién se encargaría de llevar a cabo la publicación, las fotografías y hasta los detalles de su presentación en el día de su cumpleaños número 71, que se llevó a cabo ayer.

Juanito, como le llamaban sus amigos, se dio tiempo, desde la cama del hospital para escribir una larga carta, con los detalles sobre lo que ocurrió antes de la publicación de este libro, en la cual incluyó los agradecimientos a cada uno de los personajes de este libro. A su esposa Maigualida, quien lo ayudó con la digitalización del libro y al cuidado de su salud; a sus hijos Alejandro y Lucía; además de su nieto Sebastián.

El historiador Hugo Neira confesó haberse leído sin ningún problema, las más de 7 mil páginas del Texao, a pesar de su recargada agenda como docente universitario. Le proporcionaron en una USB la edición, pero como él mismo dijo, viene de una generación pasada a las computadoras, así que tuvo que imprimir en parte para conseguir leerlo.

DATO
“Texao, Arequipa y Mostajo, rompe todos los modelos de edición de estudios e investigaciones. Es una pesquisa académica sin duda alguna, pero con un esquema brillante y extenso. No es una acumulación de documentos ni una colección de textos. Es historia nacional e internacional, que bien podría llamarse una Enciclopedia Arequipeña”, dijo Neira Samanez.

Compartir

Leer comentarios