Arequipa

EDITORIAL DEFINICION DIFICIL EN EL TRANSPORTE

12 de marzo de 2015
EDITORIAL DEFINICION DIFICIL EN EL TRANSPORTE
Las declaraciones vertidas en Arequipa, por la Ministra de Cultura, Diana Alvarez Calderón, resulta particularmente importantes para ProInversión, Organismo Estatal para la Inversión Privada, que deberá escoger la solución mejor para el problema del transporte urbano de pasajeros en la capital provincial.
La señora Alvarez Calderón ha dicho aquí que no conoce el proyecto del monorriel, en el que insiste ProInversión y también que a su despacho no ha llegado ningún proyecto y por consiguiente no daría su aprobación por algo que no conoce. 
La oficina de Arequipa del Ministerio de Cultura, tampoco sabe del tema, lo que significa que la Unesco no conoce ni por el forro la propuesta que, de violar normas del organismo internacional, nos pondría al borde de perder la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad.
El alcalde Alfredo Zegarra, es también ajeno a los manejos que realiza el gobierno central y ProInversión y que permiten suponer que el monorriel es lo mas prudente de usar en el caso de Arequipa, evitando, en lo posible, el ingreso del sistema de tren aéreo al área monumental.
Tampoco la Municipalidad conoce los detalles del proyecto, y mucho menos puede aprobar lo que no se le sustente debidamente, a pesar de que el gran financiador de la obra, y hasta del subsidio que pudiera producirse es el gobierno central.
Todo indica que la solución que se dé, debería iniciarse en el tercer trimestre del 2015, se supone que con una licitación pública internacional antes y solo si no hubieran mas postores y una propuesta mejor, la consultora Queiroz Galvao, promotora de la idea, se encargaría de hacerla realidad a un costo que supera los mil millones de dólares.
El Municipio Provincial, reconocido por mandato de ley como la autoridad máxima en la atención de los problemas del tránsito urbano, tiene la obligación y también el derecho, de recibir una explicación suficiente y documentada de cuales son las mejores alternativas por escoger, y que no se suponga que por dar el dinero, el gobierno central puede hacer lo que le parezca mejor, pues el llamado a definirlo es el pleno del concejo local.
 
 
El municipio debe ser el que decida que sistema se escoge como mejor para resolver el tránsito del transporte urbano de pasajeros.
 
Compartir

Leer comentarios