Arequipa

EDITORIAL DEL DOMINGO: ¿Qué está pasando en el Perú?

15 de febrero de 2015
EDITORIAL DEL DOMINGO: ¿Qué está pasando en el Perú?
Parece ser que nunca, como en nuestros tiempos y concretamente en el 2014 y en el año que estamos viviendo, ha sido tan válida la afirmación de Gonzales Prada, cuando dijo a mediados del siglo XX, que en el Perú, donde se ponga el dedo brota el pus.
 
El ciudadano común y corriente se asombra frente a los niveles de corrupción que se advierten en toda la actividad pública y que han llegado a ser partícipes de aventuras malvadas  empresarios privados que tienen responsabilidad porque generalmente actúan como corruptores.
 
En el nivel nacional las sorpresas son diarias y los escándalos remecen por igual a políticos de gobierno y de oposición y ahora hemos llegado a extremos vinculantes del deporte más popular, cual es el fútbol en la que aparecen compromisos que afectan al actual presidente de la Federación Peruana de Fútbol y que entrañaría un lavado de activos u otras formas contribuyentes al desarme moral del país.
 
En el nivel internacional, una resolución de tribunal supremo ha sido lesionante para el prestigio jurídico del país y el entuerto podría significar nuevas trabas para el esclarecimiento de lo que se hizo en el Gobierno Regional de Áncash, y en el lodo que se repartió de allí a otros gobiernos regionales del país por montos que excederían los 300 millones de dólares.
 
En la ciudad, los medios de información dan cuenta de problemas en todos los organismos del Estado. Unos son más grandes que otros, pero en todos ellos se advierte la presencia de corruptores y de quienes se animan a participar de la danza de dólares y soles en perjuicio del interés público.
 
Lamentablemente, en la reunión que el presidente Humala tuvo con los líderes políticos no se adoptó una decisión terminante para acabar o, por lo menos, reducir el fenómeno que se advierte, se prefirió hablar de política futura, de reforma de ley electoral, de  investigación y cese de supuesto espionaje, pero nada relacionado con la urgencia al Ministerio Público y al Poder Judicial para tratar los asuntos que preocupan a las mujeres y hombres del país.
 
Compartir

Leer comentarios