Editorial

Editorial: El desplazamiento de la delincuencia

Por elpueblo / 11 de noviembre 2019

El problema de la seguridad ciudadana afecta más en Lima que en cualquier parte del país, como lo demuestran las informaciones diarias que se difunden a través de los medios de comunicación de la capital, en relación a los datos que trascienden de las regiones y provincias.

Es también cierto, que la Policía Nacional está haciendo esfuerzos constantes, y hasta podrían considerarse exitosos en la propia Lima y en el vecino Callao, y es lógico pensar que las bandas criminales que actúan en la capital optarán, más temprano que tarde, en abandonar el lugar donde se les combate para continuar su malvada acción en ciudades o incluso en zonas rurales del resto de la República.

Para todos, ha sido una sorpresa el constatar la gravedad de la mafia que ha venido actuando infiltrada en el sector transportes de Arequipa.

La dimensión de la infiltración ha sido de tal magnitud que ha logrado comprometer en sus maniobras dolosas no solamente a los usuarios, sino incluso a personal de inspectoría de la Policía Nacional del Perú.

El origen del mal no es sino copia de lo que ha venido pasando en Lima, y aquí ha tenido como reemplazantes intelectuales a quienes aprendieron receta capitalina y el daño es manifiesto y obliga a tomar decisiones rápidas no solo para detenerlo y reducirlo, sino para evitar que se desplacen hacia Arequipa aquellos que estuvieron haciendo de las suyas en las calles limeñas.

Potenciar la Policía y serenazgo es una de las tareas por realizar y también respaldar el trabajo de fiscales e inteligencia para detectar a los que evadiendo la persecución en Lima, pretenda refugiarse en Arequipa.

 
Compartir

Leer comentarios