Editorial

Editorial: La defensa del Centro Histórico

Por elpueblo / 15 de febrero 2019

Debemos sentirnos satisfechos los arequipeños en general por la decidida acción de funcionarios municipales que han asumido la tarea histórica de defender la zona monumental de Arequipa, normar el uso de la Plaza Mayor, procurar la descontaminación ambiental y favorecer la promoción turística que bien merece la ciudad por ser patrimonio cultural del mundo.

Ese grupo de hombres de bien contrasta con los equivocados que descuidaron el orden de las cosas y permitieron que llegáramos a extremos lamentables que una política de rectificación ahora quiere cambiar, para ello será necesario dejar de lado intereses subalternos frente al bien colectivo y buscar fórmulas de solución a lo que había permitido que se hiciera, lo que algún poderoso le viniera en gana, olvidando toda norma municipal o de sentido común.

Por de pronto con el valioso respaldo del alcalde de la ciudad se están señalando pautas para no repetir los errores del ayer, hacer más vivible la ciudad que habitamos y más grata la presencia del visitante.

Arequipa es después de Cusco el lugar más interesante de conocer y de disfrutar en el Perú.

Somos el destino preferido de muchos peruanos que se movilizan dentro del país y también el lugar que se escoge para pasar bien los días y las noches, en una ciudad que tiene bellezas y valores.

La Plaza Mayor tendrá, o ya virtualmente tiene, precisados los motivos de uso y la forma de hacerlo, y también detenidos los excesos que antes de ahora se hicieron en ella, haciéndole perder por momentos su limpieza y belleza así como su canto, baile y poesía.

Solo falta el aporte del sector privado para completar el esfuerzo municipal para normar y restablecer el quebrantado orden que se observaba en la Plaza Mayor en las zonas peatonales del centro y en el anunciado propósito de descongestionarlo de contaminación y de uso vehicular.

Compartir

Leer comentarios