Columna

Editorial: La espera que desespera

4 de mayo de 2020

Es verdad que en estos tiempos de cuarentena y de inicio de una campaña de saneamiento de la economía nacional una de las medidas esperadas estaba referida al inicio de las obras de Majes II, postergadas desde hace tres años.

La contingencia del coronavirus ha determinado que este importante tema no sea tratado en las altas esferas del Gobierno Regional de Arequipa y tampoco en la decisión que deberá tomar sobre el asunto el gobierno central.

Lo cierto es que se requiere iniciar las obras de Majes II a la brevedad posible, primero, para emplear recurso humano en la construcción de la represa de Angostura y paralelamente impulsar un proyecto con gran futuro y con posibilidades a corto plazo de crear fuente de trabajo para no menos de 100 mil trabajadores campesinos.

Majes II podría concretarse en una realidad en tres años y entonces Arequipa se convertirá en agroexportador nacional de productos diversos y de demanda especialmente frutícola, motivando muchos empleos indirectos, a parte de los 100 mil que serían ocupados por los trabajadores del campo.

Esto es algo que debe resolverse en forma rápida como también debiéramos dar importancia al tema de la explotación minera de Tía María y resolver que tampoco puede esperar si es que queremos paliar las graves consecuencias de la pandemia que dejarán como saldo negativo grandes inversiones en gastos no previstos, referidos sobre todo al sector de la salud pública.

Majes y Tía María, y cualquier otro proyecto que pudiera significar trabajo a corto plazo y porvenir para Arequipa deben ser temas de tratamiento inmediato por parte del gobierno central y del regional.

____________________

Editorial: La indignación presidencial

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios