Editorial

Editorial: Las obras de la Variante

Por elpueblo / 7 de agosto 2019

Al inicio de la próxima semana, el Gobierno Regional de Arequipa tiene prevista la inauguración de las obras en la Variante de Uchumayo que se iniciaron y continuaron en las gestiones de Yamila Osorio y Elmer Cáceres Llica.

Se puede adelantar ahora, y con suficiente razón y causa, que la rumoreada ceremonia del 14 de agosto no significa ni que la obra está realmente terminada ni mucho menos que están satisfechos los vecindarios de los distritos que durante más de tres años han sufrido daños y consecuencias en la labor realizada sin adecuado sustento técnico y por supuesto con el apoyo económico del Gobierno central.

Los distritos afectados consideran que hay riesgo en la anunciada ceremonia de entrega, de que obras complementarias no sean realizadas, en perjuicio directo de quienes se sometieron a trabajos que en la mayoría de los casos no fueron suficientes en los aspectos técnicos y también en las realizaciones finales.

Así que bien puede decir el gobernador de Arequipa que entregará una fase primera de los trabajos y que lo más espectacular de los mismos serán los murales que lo adornarán y que constituyen una muestra de la biodiversidad arequipeña.

Han sido, por otro lado, constantes las adendas que han ido elevando el costo de los trabajos y en muchos casos resultan ser consecuencias de deficiencias de carácter técnico de cuya responsabilidad solo existe como tal el propio gobierno regional, al extremo de que en última visita realizada a Arequipa, el propio presidente de la República, Martín Vizcarra, observó que no debería apresurarse la inauguración del tramo sin tenerlo terminado. Y realmente, no lo está.

La inauguración de la Variante de Uchumayo reformada no debe significar si no el fin de un tramo que satisface parcialmente las necesidades de los usuarios. Falta resolver la parte que compete al beneficio o daño que reciben los distritos aledaños a ella.

Compartir

Leer comentarios