Editorial

Editorial: Los tiempos de Uruguay y Perú

Por elpueblo / 29 de noviembre 2018

Resulta natural que el gobierno, que primero tiene que pronunciarse sobre el caso de la solicitud de asilo de Alan García Pérez, sea Uruguay y que la respuesta que el Perú pueda dar a la definición de Montevideo solo será consecuencia de lo que el presidente Tabaré Vásquez decida.

También es necesario reconocer que no habiendo plazos fijados por la normatividad afín del asilo solicitado, Uruguay puede tomarse todo el tiempo que considere prudente y necesario, para escoger en la disyuntiva de lo que mejor convenga a la tradición hospitalaria de ese país.

Perú deberá actuar y fijar posición después del pronunciamiento uruguayo y a tenor de lo que se observa hasta ahora, parece que el gobierno del presidente Vizcarra ya tiene entre manos una fórmula satisfactoria para mayoría ciudadana que defienda el prestigio internacional de nuestro país y la realidad que se observa en la vigencia de la democracia y de la ley.

Pero todo tiene su tiempo, y es oportuno no apresurar paso, pues puede cometerse errores que harían más difícil las que siempre han sido buenas relaciones entre nuestro país y lo que muchos consideran como un modelo latinoamericano de democracia.
Además y para mayor preocupación de Montevideo, Uruguay está a punto de realizar un proceso electoral que complica la decisión del presidente Tabaré Vásquez.

No hay duda que nosotros tenemos un problema semejante, pero no tan inmediato, lo que permite esperar que en las próximas dos semanas, y de alguna manera que esperamos sea satisfactoria para todos el asilo de García habrá concluido con una salida que ojalá Dios ilumine a los gobernantes de los dos países.

En los siguientes 15 días, Uruguay y Perú tendremos procesos electorales internos, y para entonces deberá estar terminado el problema surgido de la petición de asilo que Uruguay ha hecho el expresidente García.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar