Editorial

Editorial: Control de calidad en la Plaza Mayor

Por elpueblo / 29 de enero 2019

No dudamos en señalar como acertada la idea de no presentar toldos para el anunciado festival del queso helado, que desde hace unas semanas se tenía proyectado en el corazón de la ciudad, reconocemos que en términos generales fue acertada la presentación de 30 puestos de venta del tradicional postre típico de Arequipa, pero hoy tenemos que lamentar la ausencia de un control de calidad en lo que fue ofrecido a quienes acudieron a degustarlo.

Los componentes básicos, y hasta ahora únicos del queso helado, son: la leche fresca, las pasas y la canela. Pero en el festival del domingo pasado se mostraron nuevas fórmulas que desvirtuaron lo tradicional de nuestro queso helado y que, tampoco gustaron a la gente, lo que puso de relieve la importancia de que en actividades semejantes las municipalidades auspiciadoras sean severas en la exigencia de bondades de lo que se ofrece al público como producto de bandera arequipeña.

Hay que degustar previamente lo que se va a ofrecer para que se ajuste a lo tradicional de la gastronomía y a la calidad de lo que se ofrece para que no haya deformaciones con respecto a lo que es un orgullo de Arequipa como plato o postre.

Bien puede hacerlo quien ahora tiene la responsabilidad de defender la cultura nuestra ampliar su cobertura a mucha más gente y permitir saborear lo auténtico y todo cambio debe ser apreciado por los entendidos para bien intentar el cambio señalando la novedad de ingredientes ajenos a lo que siempre hemos conocido.

La medida es necesaria para no confundir a quienes quieren saborear lo que se ofrece y también este control de calidad debe ser exigente para las presentaciones de espectáculos en la misma plaza, pues los arequipeños quieren ver bailar y escuchar a su música y a su danza, pero presentar a mediodía bailes ajenos es faltar a la verdad y desmentir en los hechos lo que queremos que es apreciar lo que es nuestro y lo otro, con su nombre, y forma debe ser precisado para evitar confusiones inconvenientes de los que se estaba abusando, y mucho, en desfiles y en corsos.

Un control de calidad está obligado de hacer la municipalidad provincial con respecto a los festivales arequipeños que se ofrecen en la plaza mayor o en otro escenario donde lo arequipeño no debe ser mezclado con lo ajeno.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar