Editorial

Editorial: Descentralización y viajes del Presidente

Por elpueblo / 3 de julio 2018

Lo que ocurrió en Arequipa, cuando hace solo algunos días llegó el presidente Vizcarra, acompañado del jefe del gabinete ministerial, y de numerosos secretarios de Estado para participar en un diálogo con los alcaldes provinciales, confirmó lo que muchos ya habían advertido antes.

Se evidenció, entre otras fallas, que el Presidente quedó con papeles en la mano y mencionó que entregaría 300 millones de soles para continuar obras, o empezar otras, para terminarlas antes de que los peticionarios se fueran de sus cargos regionales o municipales por el término del mandato para el que fueron elegidos.

Y después se comprobó que muchas de las cosas pedidas o concertadas con los ministros de Estado para ser ejecutadas en obras viales, educativas y de salud no respondían a los requerimientos de los ciudadanos de los lugares de origen de quienes dialogaban con el Presidente.

En buen romance, que todas las obras proyectadas, y mencionadas, no habían sido suficientemente estudiadas, como es el caso del viaducto de Salaverry y de Juan de la Torre, que tienen cuestionamientos de colegios profesionales y del propio Ministerio de Cultura, que forma parte del Ejecutivo.

Así pues, las reuniones quedan supeditadas a nuevas citas con los alcaldes directamente en Lima y en tal oportunidad se decidirá cuáles realmente se hacen, porque son posibles, y cuáles no, porque tienen en trámite observaciones o recusaciones por parte de las poblaciones de distritos y provincias.

El Gobierno tiene que cuidar el asumir compromisos discutibles sobre obras públicas que deberían hacer sido merituadas antes de la realización de las citas del presidente y del gabinete y los alcaldes provinciales.

Compartir

Leer comentarios