Editorial

Editorial: El debate sí es necesario

Por elpueblo / 28 de septiembre 2018

Es una lástima que el proceso electoral atípico que concluirá el 7 de octubre, no haya habido debates ni entre los candidatos de ciudades como Lima y Arequipa, y que, en general, la ciudadanía no ha podido confrontar puntos de vista diferentes, sobre los problemas que se viven en cada una de las regiones y de los pueblos del país, que tendrán nuevas autoridades desde el 01 de enero del 2019.

En Arequipa, al igual que en Lima, por el número de candidatos al Gobierno Regional y a la Municipalidad Provincial, tales debates virtualmente no se realizaron. Por decisión de los promotores, de los que fueron organizados, se redujo el intercambio de ideas y de planteamientos, a cuatro o cinco postulantes al Gobierno Regional o a la Alcaldía Provincial, cerrando puertas a que pudieran expresarse en similares condiciones no menos del doble de los escogidos.

Así es posible que hayamos perdido la oportunidad de escuchar planteamiento renovadores y diferentes de los tradicionales, que estuvieron liberados por grupos que ya gobernaron o por gente a la generacionalmente se le puede considerar como con periodo de vida útil vencida, en tiempos de cambio y de juventudes.

Los debates si son necesarios, pero deberán tener altura para merecer la consideración ciudadana.

No se puede repetir casos como el del Congreso de la República, dónde hasta agravios hay, o son visibles las maniobras que responden a órdenes y no al derecho que tiene un congresista de expresarse libremente de acuerdo a dictado de conciencia y no al mandato de su jefe político que se encuentre alejado del parlamento.

El diálogo es necesario en todo tiempo y lugar y sobre cualquier tema. Obstaculizarlo es antidemocrático y además lesiona el interés colectivo de conocer para bien juzgar y también para mejor elegir a quienes tendrán en sus manos los destinos de las comunidades cuando termine la gestión de quienes actualmente gobiernan.

Solo el debate abre camino a la verdad, y en todo caso permite al elector estar informado sobre distintas posibilidades de acción, respecto a los problemas que confronte la república, cada región y cada comunidad.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar