Editorial

Editorial: El día de periodista

Por elpueblo / 1 de octubre 2018

El día del periodista que se celebra hoy, tiene una significación muy especial para las personas que escriben en diarios y revistas por la trascendental misión cumplida por las mujeres y los hombres de prensa en este año, y en el precedente, por la valiosa contribución efectuada en contra de la corrupción, que se evidenció en trabajos de investigación y en el despliegue de informaciones que pusieron al alcance de todos los peruanos inmundicias que terminaron por mostrar que mal están los organismos e instituciones de la República.

Ese trabajo fue posible por la vigencia de libertades que en los últimos años fueron consecuencia del fin de un régimen oprobioso y del restablecimiento de la democracia en el Perú. La democracia peruana tiene como evidencia plena la libertad de expresión que respetaron gobernantes, después de años de autoritarismo.
Televisión, radio y prensa escrita sumaron esfuerzos para procurar que en el Perú no solo se respeten libertades, sino que se procure justicia y que impere la verdad en el quehacer de gobernantes equivocados.

Por eso los periodistas no nos sentimos bien con lo que encontramos y revelamos. Por el contrario, sabemos que nuestra batalla no termina, pues hay corruptos que todavía se empeñan en ocultar lo que mostramos en el momento debido y las graves implicancias que en el sistema judicial peruano encontramos como muestra del daño ocasionado por quienes se apoderaron de dinero público en beneficio personal o de intereses particulares.

La tarea emprendida no está del todo cumplida. Es necesario que los responsables de los agravios a todos los peruanos sean castigados ejemplarmente, en procesos debidos y donde no se oculten trasfondos para proteger a los que delinquieron y dañaron al interés nacional.

En este día de la prensa libre renovamos promesa de cumplir los objetivos que nos enseñaron nuestros mayores para procurar la defensa de la libertad, la verdad y la justicia, y para que nunca más se repitan las vergüenzas que todos los peruanos sentimos por el mal quehacer de unos pocos equivocados que debieran estar entre rejas.

Si no hubiera libertad y si esta no fuera defendida como lo han hecho los periodistas peruanos, el Perú ignoraría la corrupción existente y la necesidad de reformas sustanciales para mejorar el sistema de justicia y las reformas políticas indispensables.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar