Editorial
9 de diciembre

Editorial: El triunfo de todos

Por elpueblo / 10 de diciembre 2018

Arequipa recordará el proceso electoral del 2018 como la gran oportunidad que tienen los que ahora vivimos para ejecutar la gran cruzada de recuperar el desarrollo y el crecimiento que en los últimos años fuimos perdiendo para estar entre los primeros en el afán de mejorar las condiciones de vida de quienes hoy somos más de millón y medio de habitantes.

Hemos elegido ayer a un gobernador cuya valla alta será superar la gestión y de quien el 31 de diciembre dejará de ser la única mujer presidente regional del Perú.

Esa tarea, la del recién escogido para gobernarnos a nivel regional, y también la del alcalde por iniciar gestión, no podrá ser hecha solo por uno, sino por el concurso colectivo que no puede ser negado cuando sea solicitado a universidades, colegios profesionales y a cerebros y corazones arequipeños comprometidos con el pasado y con el futuro de lo que antes fue el departamento de Arequipa.

Se equivocan de medio a medio quienes suponen tener grupos técnicos capaces de devolver a la región e incluso a la ciudad capital niveles que en algún momento fueron de los primeros del país. y resulta paradójico que la única posibilidad de éxito para gobernadores y alcaldes sea el reconocimiento de que para ser grandes tenemos necesidad de unirnos todos y de tener oídos para escuchar al que quiera aportar con su consejo y su trabajo.

Es obligatorio recordar que ante las catástrofes de los terremotos o de otros fenómenos naturales propios del lugar geográfico donde vivimos, los arequipeños residentes siempre se pusieron de pie para recomenzar interrumpida senda de provecho y de bienestar para muchos. Ese es el caso actual cuando se llegó hablar, como gesto de desesperanza en el voto viciado o blanco para no tener que escoger por el mal menor.

El mal mayor sería no unirnos o pretender, en mala lección de soberbia que existen magos capaces de tocar con vara y convertir en desarrollo y progreso lo que realmente está detenido o postergado.
Entendamos bien las cosas y la lección que nos han dado ayer los electores y sepamos comprender que juntos sí podemos.

Ha llegado la hora de unirnos detrás de las mujeres y hombres que se ha confiado, por voto directo y secreto, la tarea de conducir Arequipa con el apoyo de todos los que residiendo por estos lares hemos sido capaces de estar en los primeros lugares del quehacer republicano desde los tiempos de la independencia.

Compartir

Leer comentarios