Editorial

Editorial: El voto informado

Por elpueblo / 12 de septiembre 2018

En la atípica campaña electoral que vivimos, lo peor que puede estar ocurriendo es que una ciudadanía confusa no tenga definido por quién votar en función de programas y de planteamientos sobre los problemas fundamentales de la ciudad, que por ser comunes deben tener propuestas alternativas de parte de quienes en un número cercano a los 20 quieren llegar a la gobernación y a la alcaldía provincial de Arequipa.

Aunque no hay encuestas realizadas que lo confirmen, se puede asegurar que un alto porcentaje de los sufragantes está lejos de haber definido por quién votarán o, como alternativa, preferirán marcar sus cédulas con vicios o simplemente dejándolas en blanco.
Esto puede dar lugar a que necesariamente se realicen segundas vueltas o a que, en algunos lugares de la República, la elección tenga que repetirse, pues ningún candidato habrá logrado un mínimo satisfactorio.

Lo que se necesita urgentemente es dar oportunidad a que el ciudadano se informe y esto no será posible si persisten las circunstancias que han convertido a la renovación de autoridades regionales y municipales en algo raro en la política de Perú.

No hay debates y tampoco pareciera que hay plazas públicas donde exponer propuestas que analizaría el elector. Eso que está ocurriendo en Arequipa no es distinto a lo que pasa en el resto del Perú y será peor aún cuando sobrevengan las invocaciones a la ciudadanía para reunir el número de firmas que requiere el Poder Ejecutivo para plantear directamente al poder electoral la realización de una consulta popular y general sobre las reformas de justicia y de modificación de leyes electorales.

No es posible dar vuelta atrás a la situación que se confronta y la única posibilidad de salvar el impase del presente es que los candidatos utilicen todos los medios de comunicación masiva para dirigirse para pueblo, que acudan a las plazas públicas a hablarle al ciudadano y en cualquier forma difundir cuáles son sus planteamientos de acción frente a problemas que todo el mundo conoce que existen y que se sepa tendrá que estar en los programas de gobierno que se presenten.

Todavía hay tiempo de difundir proyectos y acciones futuras sobre los problemas de Arequipa que siendo comunes solo tendrán diferencias de matices en cuyo caso el voto será por las mejores personas.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar