Editorial

Editorial: La credibilidad de los resultados del censo

Por elpueblo / 28 de junio 2018

La mayoría de los peruanos recuerdan que el mismo dia en que se realizaba el Censo Nacional de Vivienda y Población, en el año 2017 se denunciaron fallas en su organización y desarrollo que hacen temer que los resultados obtenidos y recién revelados, no sean merecedores de pleno crédito.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática, precisó que llega al 5,9 por ciento el estimado de quienes no fueron censados o por no ser encontrados en casa, por vivir en lugares muy aislados o porque los encuestadores no llegaron a sus puertas para obtener la información deseada.

Es porcentaje, sin embargo, según el propio jefe del INEI actual no resulta ser mayor que el obtenido en censos similares en países vecinos de América Latina y se estiman como normales.

Son menores, por cierto, en paises de desarrollo, donde también se utilizan técnicas mas sofisticadas y hay acceso directo para llegar al ciudadano y averiguar datos precisos.

En el caso del evento del 2017, se han hecho comparaciones con el Censo de Vivienda y Población anterior, efectuado 10 años antes, esto es el 2007, verificándose cuantos millones de peruanos mas hay que hace una década y como se ha reducido el incremento de la natalidad en el país, asi como la migración de la sierra a la costa, en procura de empleo mejor remunerado.

En todo caso, hay una base técnico-científica, válida para que se hagan asignaciones presupuestales, se modifiquen políticas de inversión pública y se orienten programas de aliento al empelo en zonas que son abandonadas por la gente para irse a las ciudades o trabajar en centros de producción exportadora como las minas y la agroindustria.

Los datos del censo del 2017 tienen que ser objeto de análisis severo por las deficiencias que se advirtieron durante su realización y para orientar políticas presupuestales y de inversión, para detener la constante migración de la sierra hacia la costa.

Compartir

Leer comentarios