Editorial

Editorial: La exigencia a los candidatos

Por elpueblo / 29 de agosto 2018

Hasta ahora el empresariado local resulta ser el primero y el demandante mayor a los candidatos al gobierno regional y a la municipalidad provincial para que hagan una campaña de verdades en relación al proceso electoral de octubre próximo.

Las universidades de San Agustín, Santa María y San Pablo definirán, en los días siguientes y en base a encuestas, cuales serán los candidatos invitados, por estar en los primeros lugares de la investigación sobre preferencias ciudadanas para convocarlos a un debate sobre los problemas más importantes del departamento y de la capital provincial.

El proceso electoral que se avecina tiene forma típica. No habido tiempo y oportunidad suficientes como para poder exponer a la ciudadanía lo que se quiere hacer sobre los problemas fundamentales que confronta Arequipa y que tienen relación con el transporte urbano, la inseguridad y también las deficiencias que se observan en el comportamiento administrativo en general, así como con la corrupción que se advierte en todo lado.

El tiempo es corto, es verdad, pero lo peor es que ninguno de los planes de gobierno esbozados, no solo son insuficientes a los problemas que se confrontan, sino que no han sido motivo de un diálogo entre los postulantes y también de un pronunciamiento de las instituciones representativas que desean conocer y opinar sobre los temas controversiales.

Las campañas hasta ahora son periféricas, es decir, que no están tratando los problemas grandes y con la profundidad debida y solo confiando en el que el elector termine por elegir en función en lo que cree conocer sería buena para la ciudad o la región.

Los pronunciamientos sobre Majes deben ser ajustados a realidades y también al hecho cierto de que no podemos esperar más tiempo el que la obra de Angostura sea iniciada y se encuentre paralizada desde casi un año, esto es diciembre del 2017.

Una invocación y a la vez una demanda a los postulantes es absolutamente necesaria para que se hable claro y para que se esclarezcan cuáles son los puntos de vista que ellos tienen o sus partidos o movimientos regionales con respecto a nuestro futuro de nuestra tierra y el destino de su gente.

No hay que perder tiempo ni esperar más para exponer los programas de gobierno y animarse a discutir sobre ello para que el elector informado pueda decidir un voto que sea el mejor posible.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar