Editorial

Editorial: La inutilidad de la zona azul

Por elpueblo / 17 de mayo 2018

La señora alcaldesa de Arequipa tiene la obligación no solo de enmendar errores que pudieran haberse cometido en la anterior administración, sino de revisar todo lo realizado para terminar gestión a fines de este año en forma categóricamente satisfactoria para una ciudadanía que siente cuestionada la obra municipal por la ausencia de proyectos y estudios bondadosos.

Vamos a referirnos otra vez, pues esta no es la primera, a la creación de las zonas azules, que la Municipalidad alentó para permitir, que en el Centro Histórico, hubiera lugares libres de zonas rígidas para descongestionar el tránsito y reducir la contaminación ambiental.

Toda actividad municipal debe tener un beneficio y lo que ahora hay es un aprovechamiento de determinadas vías públicas para que personas, la mayor parte propietarios de vehículos particulares, puedan dejar bajo seguridad municipal carros de lujo por horas de horas, sin pagar IGV, no teniendo servicios higiénicos, pagando miserias al personal a cargo, alegando que se trata también de favorecer la obra social de la Beneficencia.

Ahora las zonas azules, son zonas privadas de determinadas personas y no como debería serlo, lugares de estacionamiento por tiempo corto, para permitir que un mayor número de conductores puedan cumplir trabajo en el centro para ir a bancos y oficinas en forma rápida, pero no para convertir las calles en playas de estacionamiento que sí pagan impuestos y dan seguridad plena a los propietarios.

Para colmo de males, la congestión en las calles designadas ha resultado peor que antes, y la Policía nada puede hacer por cambiar un orden de cosas que resulta un abuso de autoridad por parte de la comuna, pues las calles son de libre tránsito con excepción de su señalamiento.

Nos dirigimos a la alcaldesa Lilia Pauca por la creación y funcionamiento de las zonas azules y termine un abuso de autoridad, cometido por la Municipalidad Provincial.

Compartir

Leer comentarios