Editorial

Editorial: La razonable protesta de Guerrero

Por elpueblo / 16 de mayo 2018

Nos parece necesaria y justa la protesta del ciudadano y jugador estrella del fútbol nacional Paolo Guerrero, cuando se queja de la renovada contratación del Swiss Hotel, donde aparentemente se produjo el hecho determinante que motivó acusación en contra suya por comisión de consumo de droga.

Apenas puso pie en tierra peruana se acercó a quienes lo vitoreaban y expresaban solidaridad para decir que no entendía la actitud de la Federación Peruana de Fútbol para volver a hacer del Swiss Hotel el lugar de concentración de la selección de fútbol.

Es claro que fue en tal sitio, donde se preparó el mate de coca, que determinó la incómoda situación de Guerrero.

Pero hay más, cuando los familiares y abogados de Paolo, pretendieron averiguar quién fue el mozo que sirvió la bebida condenada, el supuesto responsable había desaparecido y después una misión del organismo que lo ha condenado consiguió obtener un certificado de la empresa hotelera rechazando la posibilidad de haber cometido semejante error.

En el fondo, tanto Guerrero como sus abogados, y desde luego su señora madre, señalan al hotel como responsable del fallo a 14 meses que aleja al jugador de nuestra selección y del mundial Rusia 2018.

No es aceptable que ahora los jugadores peruanos estén concentrados otra vez en ese hotel, lo que significa una negación al crédito que bien merece tener Paolo y una satisfacción para una ciudadanía indignada por el castigo impuesto.

Es más, la madre de Guerrero ha responsabilizado al hotel y a la Federación de no haberse portado bien con el jugador, limitándose solo a poner en letras lo que tenía que demostrarse con hechos.

La selección peruana de fútbol debe tener otro lugar de concentración que no sea aquel donde se cometió el error que le ha costado tan caro a Paolo Guerrero.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar