Editorial

Editorial: Las recontrataciones de personal

Por elpueblo / 14 de diciembre 2018

Es casi normal, en las dependencias públicas, que a fines de diciembre se produzcan angustias, y más aún cuando terminan gestiones de funcionarios elegidos, en quienes son contratados y no están planillados en las dependencias estatales, regionales y municipales.

Hay también problemas con los pagos, y protestas porque siempre se advierten carencias de recursos económicos para cumplir compromisos concertados hasta el último día del año.

Los servicios públicos y especialmente los relacionados con limpieza, presentan deficiencias por el proceso de recontrataciones que deben hacerse necesariamente y que quedan librados a las instrucciones de los nuevos administradores en la región y en las comunas.

En los trámites de transferencia de una a otra administración no se incluye el quehacer con los contratados y las dudas subsisten en quienes creen que van a ser cambiados por los nuevos gobernadores o alcaldes.

Siempre es así, y lamentablemente son consecuencia de costumbres que debieran eliminarse en la medida en que se supone que toda contratación en los servicios públicos y en las dependencias que se paga con los dineros de todos, cubren necesidades evidentes y no constituyen favores políticos o reconocimientos partidarios.

Bueno sería que en este año no pase lo que por costumbre ocurre y que termina pagando el ciudadano mal servido por intereses que no son los colectivos, sino los que convienen a los ganadores.

La recontratación de los empleados públicos trae cada fin de gestión apuros para la comunidad y resulta deseable que exista prudencia en tales incrementos de personal para solamente atender con bondad lo que es necesario de ser cubierto y no para pagar favores políticos.

Compartir

Leer comentarios