Editorial

Editorial: Las zanjas de Sedapar

Por elpueblo / 22 de agosto 2018

A todo ciudadano le corresponde el derecho de estar informado de lo que se quiere hacer como obra pública, de los inconvenientes que soporta para ello y de las favorables consecuencias de que le renueven, por ejemplo, tuberías de agua y de desagüe cuyo tiempo de vida está vencido y que requieren ser cambiadas.

Algunos distritos de Arequipa están sufriendo el abuso de algunos ejecutivos de dependencias estatales o municipales, como es el caso de Sedapar, al realizar obras sin avisos oportunos o no poniendo barreras en los lugares que están imposibilitados de permitir el libre tránsito por pistas y hasta por veredas.

Miraflores es uno de ellos, pero no es distinto el caso de otros lugares de la ciudad capital en donde para instalar tuberías de gas o reparar calles se abren zanjas sin los debidos desvíos que ni siquiera la Policía conoce, cuando debiera ser la primera obligación por cumplir avisar al ciudadano lo que se está haciendo y el porqué.

Hay distintas maneras de hacerlo y no es justificación siquiera la llamada Ley Mordaza, pues los diarios, estaciones de televisión y de diario, no tendrían inconveniente en dar el servicio público de alerta cuando son notificados del mismo, pero en Miraflores es evidente que eso no se respeta.

Para colmo de males cuando terminan los trabajos las calles no quedan como estaban, los huecos existen y también el material reemplazado sigue malogrando el paso de los vehículos hasta en zonas de gran tránsito vehicular.

Las municipalidades debieran multar a quienes hacen esto y perjudican a los vecinos. La colectividad tiene el derecho a la información y no verse sorprendida una mañana cualquiera con el inicio de unas obras que no han sido alertadas para tomar las medidas indispensables para cada usuario de las vías públicas y evitar con ello no solo malestares, sino también accidentes.

Todo trabajo en vía pública debe ser oportunamente avisado y se requiere de conocimiento colectivo de lo que lo impida mediante identificación de peligros para el libre tránsito de vehículos y personas.

Compartir

Leer comentarios