Editorial

Editorial: Listas y elecciones

Por elpueblo / 17 de julio 2018

El Jurado Electoral Especial de Arequipa ha declarado inadmisible la casi totalidad de las listas presentadas para los comicios de octubre, respecto a la gobernación regional y a la municipalidad provincial.

Eso obliga a pedidos de apelación que se tramitan ante el Jurado Nacional de Elecciones y reduce el tiempo de campaña de quienes tratarán de convencer a los electores a votar por ellos.

Prácticamente, y con las fiestas de Arequipa encima, la justa electoral solo podrá ser objeto de propaganda en menos de dos meses lo que obligará a los candidatos a buscar fórmulas adecuadas para llegar a la mayoría de los votantes antes que se convoque a las ánforas, a los sufragantes, para el día 7 de octubre y se decida quién será el ciudadano o ciudadana que gobierne la región y la ciudad por cuatro años.

También será un problema para las actuales autoridades, especialmente para la alcaldesa provincial, que tendrá que aceptar que sus funcionarios tienen deficiencias serias en el quehacer y sobre todo en la obediencia que le deben, lo cual resulta común en todo los regímenes electivos en las vísperas de su retiro o vencimiento del plazo correspondiente.

La verdad es que a la señora Pauca ahora no le hace caso nadie. Lo han dicho así regidores de mayoría y minoría, y también se evidencia por la dejadez que con respecto al quehacer ordinario de la municipalidad hacen sus funcionarios, como pudo comprobarlo el diario en una gestión que tiene un mes en manos de la municipalidad sin respuesta alguna y en un peloteo que no parece querer terminar nunca.

La alcaldesa está cubriendo las espaldas del señor Zegarra lo mejor que puede, pero hasta ahora no tienen éxito en esa misión, pues lo único que ha hecho es lo realizado en la noche del martes cuando puso a funcionar la pileta rehecha del Tuturutu en la plaza mayor.

Algo es algo y peor sería nada en un quehacer que resulta intrascendente y penoso para una ciudad donde el principal es ausencia de orden.

La Municipalidad de Arequipa parece inexistente. No se resuelve ningún problema importante, mientras los ambulantes hacen de las suyas en el centro y toda disposición municipal es burlada sin consecuencia para los infractores.

Compartir

Leer comentarios