Editorial

Editorial: Los compromisos con Arequipa

Por elpueblo / 9 de enero 2019

Complace saber, y también haberlo escuchado, que tanto el gobernador regional de Arequipa como el alcalde provincial de la capital departamental han ofrecido ante numerosos grupos ciudadanos el compromiso de entenderse en procura de mejorar el porvenir de la región y de la ciudad principal.

Era una necesidad manifiesta, que finalmente no logró alcanzar niveles de concertación la gestión que presidió Yamila Osorio y la de Alfredo Zegarra en el caso de la municipalidad.

Ahora tras los resultados electorales de octubre y de diciembre se tornan más exigentes las conveniencias de un entendimiento que respetando los límites institucionales correspondientes, supongan un trabajo conjunto y una gestión eficaz en procura de que se coordinen actividades a las que no deberá ser ajeno el Gobierno Central.

Los señores Elmer Cáceres y Omar Candia han tenido coincidencias al afirmar que el momento difícil que se vive sobre asuntos tales como el Sistema Integrado de Transportes o Majes II obligan a una preocupación comunitaria que alcanza a los líderes institucionales públicos y privados.

Arequipa tiene que coordinar planteamientos viables y exigidos por todos para sentarse a dialogar con el Gobierno Central y conseguir solución a lo que está trabado o las alternativas que existen y la ayuda que se debe esperar para que podamos ser, otra vez, una oportunidad histórica de recuperación del liderazgo nacional.

Habrá que deponer en el camino legítimos intereses de los grupos triunfantes en el proceso electoral que condujo al triunfo a los señores Cáceres y Candia.

Es un entendimiento necesario e ineludible en una coyuntura difícil para el país y agravada por las tensiones políticas que sacuden nuestra patria.

La unidad debe ser producto de una transparencia plena, de ponderada actitud que permita superar las deficiencias encontradas y finalmente se vea coronada por lo que no será triunfo de nadie en particular sino de todos los arequipeños.

Un entendimiento entre la región y el municipio es necesario y posible si todos nos portamos como buenos arequipeños.

Compartir

Leer comentarios