Editorial

Editorial: No empiecen lo que no pueden acabar

Por elpueblo / 29 de septiembre 2018

El poder de todo gobernante prácticamente termina en el momento mismo en que se elige, por mayoría, a quien lo sucederá a partir del 01 de enero del próximo año.

Por eso resulta a todas luces inconveniente que los gobernadores, en unos casos, y los alcaldes en otros, se pongan a hacer lo que será una mochila pesada para quien asuma el gobierno dentro de dos meses y medio, pues generalmente se le compromete al terminar lo que no empezó o a abandonarlo.

Esta recomendación es válida para todo aquel que sea respetuoso de una voluntad popular expresada en su momento para elegirlo gobernante y bien hace quien busca también dejar arregladas sus cuentas y solucionados los problemas que se le pudieran haber presentado en los últimos días de su administración.

Conocido es que muy cerca de diciembre, en todas las comunas provinciales y distritales se producen protestas de trabajadores por incumplimiento de compromisos concertados con su empleador.
Por eso no es extraño llegar al año nuevo con huelgas de empleados de limpieza pública o de funcionarios a los que no se pagan.

Debe haber responsabilidad cívica en aquellos que ya se retiran de los cargos y que conocen, además que cuando se llega a los días finales de gestión serán más los que caso no les hagan, tanto para hacer como lograr que los escuchen el gobierno central más empeñado en atender lo que vendrá antes que entenderse con los que ya se van.

La recomendación es especialmente válida para que la municipalidad provincial no se embarque en aventuras como el viaducto de Salaverry o la trasformación y reforma de las calles Jerusalén y San Juan de Dios, vinculadas a un Sistema Integrado de Transportes, que puede ser modificado por la nueva administración que gobierne la ciudad en reemplazo de la alcaldesa transitoria, Lilia Pauca.

No parece justo que las autoridades que ya se van estén pensando en iniciar obras que solo significarán una carga para nueva administración. Lo que debe hacerse, en todo caso, es coordinar con las autoridades elegidas el 7 de octubre, lo que se quiere comenzar para no desaprovechar recursos públicos comprometidos.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar