Editorial

Editorial: Otra vez las grúas

Por elpueblo / 10 de agosto 2018

Definitivamente y en forma especial en los últimos cuatro años, la Municipalidad Provincial, y la ciudad en general, no han sido acompañados por el acierto, en el plan de manejo del tránsito urbano de vehículos en general.

Ahora, se anuncia que la Municipalidad ha perdido el depósito que para los infractores existía en terrenos de la Beneficencia Pública, organismo que ya es parte del Concejo Provincial, y que en consecuencia no hay lugar dónde internar los carros que habiendo estacionado en zona rígida son multados y conducidos al lugar de internamiento para los pagos que correspondan como pena.

De más está decir que tampoco ha sido un acierto, la creación de las zonas azules, que ahora tienen un símil en la política del exalcalde de La Victoria (Lima), donde se cobraba por el estacionamiento de camiones en la zona de Gamarra y mercados.

Para colmo de males, el servicio policial de tránsito tampoco resulta tan eficiente como sería deseable o por falta de personal suficiente o por los semáforos cuyo número no aumenta y que en algunos casos reemplazan con eficiencia la ausencia de policía.

Arequipa tiene más de 200 mil vehículos en sus calles y especialmente en el Centro Histórico el tránsito es caótico por falta de educación de los conductores y de consideración con los semejantes para estacionarse en cualquier lugar y creerse con derecho a hacerlo porque se prenden las luces de emergencia.

Como las cosas se han ido complicando como consecuencia del desarrollo y crecimiento de la urbe, no podemos esperar que un gobierno municipal transitorio como el que ha reemplazado, por decisión de postular al Gobierno Regional el titular, pueda hacer mucho, pero es necesario que los candidatos, todos y cada uno de ellos tengan planes alternativos o semejantes para confronta la problemática citada.

El problema del tránsito es el más delicado que confronta la Arequipa del presente y del mañana. Urge que todos los candidatos lo estudien suficientemente y propongan soluciones que podrían ser determinantes para la tranquilidad debida de los habitantes de la capital.

Compartir

Leer comentarios