Editorial
EXPEDIENTE

Editorial: Un expediente por mejorar

Por elpueblo / 17 de octubre 2018

Todo indica que el expediente humanitario que aprobó el Congreso por mayoría y que algunos denominaron con nombre propio como solución a las dolencias que sufre el expresidente Fujimori, tendrá que ser objeto de una reevaluación mediante observación que parece inminente por parte del Poder Ejecutivo.

Era, y es, necesario que tal proyecto de ley regrese a mejor estudio de las comisiones especializadas del Congreso de la República para que sea válido, como un sistema de asistencia a quienes estando delicados en salud y contando con edad avanzada, puedan terminar su condena al cuidado de sus familiares más cercanos, descongestionando penales y resolviendo el problema humanitario que asemejanza del caso Fujimori se presenta en muchos penales de la República.

De lo que se trata es de permitir una atención médica y familiar adecuada para quienes están enfermos y no deben morir abandonados en una cárcel, sin asistencia adecuada, medicinas suficientes y vigilancia médica constante.

La aplicación de grilletes electrónicos permitiría a las autoridades el conocer que los así tratados estén en los lugares que señalen como domicilio y no participando de actos indebidos, pues se trata solamente de una medida humanitaria para quienes demuestren estar enfermos, tener edad avanzada y desear cumplir su condena en mejores condiciones y cuando ya no sean capaces de ser peligrosos para la sociedad.

 

[LEE TAMBIÉN: Bancada de PPK pedirá a Vizcarra observar ley que libera a Fujimori]

 

El apresuramiento con que la norma fue dada no es motivo suficiente para descartarla, sino, y por el contrario, hacerlo objeto de perfeccionamiento para que sea válida y para que con ella se beneficien los reos con las excepciones que han sido señaladas como inconvenientes para la sociedad.

Es verdad que la norma será válida para que ella se acoja el señor Fujimori, pero lo importante es que no sea solo él, sino todos aquellos que presenten condiciones semejantes a la suya y que estén enfermos y mal atendidos en los hospitales del Estado y cuyo número es respetable y debe ser tenido en cuenta como que en Arequipa hay alrededor de 100 de ellos.

Hagamos que las cosas que nacieron torcidas se puedan enderezar y mejorémosla para que los que necesitan de asistencia de sus familiares tengan oportunidad de disfrutar de ellos sin que esto signifique un indulto.

La ley que considera adecuado un trato deferente para con presos enfermos que puedan recibir atención de sus familiares debe ser mejorada, pero no imponerse a trompicones.

Compartir

Leer comentarios

También te puede interesar