Educación

Industrias mejoran tratamiento de aguas residuales con bacterias

20 de julio de 2018

Con el objetivo de reducir los agentes contaminantes en el agua residual de las industrias, se ha logrado poner en marcha una planta piloto que con el uso de bacterias, elimina gran parte de los contaminantes y permite el rehuso del líquido.

La ingeniera Ana Luz Gómez, coordinadora del proyecto, explica que normalmente las industrias en Arequipa para tratar el agua que utilizan en su producción, tienen que exportar una serie de equipos y químicos, que son costosos, sin embargo han logrado identificar algunas bacterias que hacen ese trabajo por sí solas.

Para poner en marcha el proyecto, la Universidad Católica de Santa María y el Instituto de Investigación para el Desarrollo del Sur, solicitaron el apoyo de la empresa Inca Tops para experimentar el piloto, que fue financiado por el programa Innóvate por un monto de 362 mil soles aproximadamente.

“Es un trabajo que ha durado 35 meses para ponerlo en marcha, desde la identificación de las bacterias que están en el propio proceso de lavado de la fibra de alpaca y lana de oveja, hasta utilizarlas para el fin y hemos logrado reducir con su uso, por lo menos hasta un 50% los costos para el tratamiento del agua residual y considerablemente la contaminación de ésta”, añadió la especialista.

Este proyecto innovador a nivel mundial, consta de un sistema de trabajo en dos fases: la tecnología UASB que es un proceso biológico anaerobio que realiza la depuración de las aguas residuales, reduciendo la cantidad de lodos y permite la obtención de biogas; y la segunda fase es el uso de las bacterias que terminan el proceso de depuración y permite obtener agua para reutilizarse en el lavado de la fibra de alpaca y lana de oveja.

“Todas las empresas buscan cumplir con los estándares ambientales, pero muchas veces no invierten en estos sistemas de tratamiento de residuos industriales porque son muy costosos; esta es una alternativa para que las empresas puedan aislar las bacterias de sus propios efluentes y usarlas en un sistema anaerobio, logrando reducir los niveles de contaminación al desechar los sobrantes”, refirió el gerente general de Inca Tops, Roberto Fioretto.

Agregó que este proyecto es socialmente responsable ya que busca cuidar el agua, debido a que las fuentes subterráneas del recurso se están agotando rápidamente, y el uso eficiente, garantizará que este alcance para el sector industrial, durante los próximos años.

Además, el agua como producto de esta planta de tratamiento también podría utilizarse para regar áreas verdes, en una fase más desarrollada del proyecto. La metodología aplicada en este proyecto puede replicarse en otros rubros industriales.

Compartir

Leer comentarios