Arequipa

El 40% de las redes de desagüe de la ciudad supera los 40 años

2 de junio de 2019

Arequipa tiene mil 187 kilómetros en redes de colectores y emisores de desagüe, de estos casi 500 km. requieren de cambio urgente debido a su antigüedad. Las áreas críticas se encuentran, especialmente en la zona monumental. La empresa reconoce que la renovación ha sido mínima. En los últimos tres años apenas se han cambiado el 10% del sistema por falta de proyectos e impedimento de los alcaldes.
La antigüedad de las redes va de la mano con terribles hábitos de uso del desagüe de los arequipeños, que botan desde animales muertos hasta colchones a los buzones de desagüe. Ambos factores generan alto riesgo del colapso de este sistema “viejo” que ya cumplió su vida útil.

Por: Elizabeth Huanca U.

Los desagües de Arequipa no solo trasladan aguas servidas, desechos fecales, piedras y demás. En esas redes, de alguna forma, circulan los malos hábitos de los usuarios.

El año pasado, Sedapar, con el apoyo técnico del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento, realizó la limpieza de 200 kilómetros de desagüe en la ciudad, se hallaron desde animales muertos, hasta colchones incrustados en los emisores ¿Cómo entraron? No se sabe. Los arequipeños hacen muy mal uso de sus desagües.

SISTEMA ANTIGUO
Al problema del mal hábito se suma la antigüedad del sistema de desagüe de Arequipa. Ambos factores, han puesto en riesgo las redes de aguas servidas de la ciudad, “viejas” y con un funcionamiento “no óptimo”, reconoce el gerente general de Sedapar, Juan Carlos Córdova.

La red de colectores y emisores de desagüe tiene una extensión de mil 187 kilómetros de longitud. De estos el 40%, es decir 475 kilómetros tienen una antigüedad superior a los 40 años y superaron su vida útil (20 años en promedio), por lo que requieren de un cambio urgente.

Son siete los distritos más críticos; Cayma (parte baja), Sachaca y Yanahuara (ambos en su totalidad), Bustamante (sector de Cementerio, Fecia, Lanificio, Juan Pablo y Alto de la Luna), Mariano Melgar (zona baja), Miraflores (parte baja) y el Cercado.

La última jurisdicción, sobre todo la zona monumental, es la más riesgosa. Córdova admite que en el Cercado, las redes del desagüe llegan incluso a los 50 años, teniendo redes que son de concreto –actualmente son de PBC de alta densidad– y que técnicamente solo tienen vida útil de 10 años.

Con este referente ¿podría repetirse en el Cercado un desastre similar al ocurrido en San Juan de Lurigancho? “Espero que no”, responde dubitativo Córdova. El jefe de imagen de la empresa, Ernesto Delgado, directamente ligado a la atención de emergencias por atoros y colapso de buzones de desagüe, descarta la posibilidad, a menos que se ejecute una “megaobra”, que involucre la infraestructura de las redes.

Por estos días, el colapso de la red de desagüe de la avenida Jorge Chávez y Goyeneche, revela la precariedad de sistema en el Centro de la ciudad.
En ese sentido, para fines de este año Sedapar proyecta contar con un mapa de sectores críticos. El estudio de este proyecto lo realiza la cooperación Francesa con S/. 1 millón.

RENOVARON 15%
El gerente de Sedapar revela que pese a este panorama, recién en los últimos tres años, la empresa inició la renovación de la red de desagües en la ciudad. Entre el 2017 a la fecha, solo entre el 10 a 15% de tuberías, colectores y emisores que trasladan aguas servidas fueron cambiadas.

Entre ellos, figuran la avenida Guardia Civil (Paucarpata), tramos de Yanahuara, así como las calles Santa Martha, Santa Rosa, Corbacho, parte de la calle Jerusalén y otros puntos más. La inversión aproximada fue de S/. 40 millones.

¿Qué pasó? Córdova refiere que desconoce porque las anteriores administraciones no iniciaron ese proceso. Entre 2015 y 2016 no se ejecutó ninguna obra al respecto.

No obstante, Córdova anuncia que la empresa tiene en marcha dos proyectos importantes de renovación de redes. El primero contempla el cambio de colectores y ampliación de los mismos en las avenidas Venezuela, Marina y Alfonso Ugarte, redes que derivan el 80% de la carga de desagües de toda la ciudad. Este año, la empresa proyecta concluir el expediente que ya cuenta con perfil aprobado por lo que la ejecución iniciaría al próximo año. La inversión bordeará los S/. 25 millones.

Paralelamente en el marco del Plan Maestros Optimizado (PMO) para los próximos cinco años, se contempla una inversión similar en proyectos para redes de desagüe.
O

tra obra en marcha, cuya buena pro se dará en las próximas semanas es el cambio y ampliación de redes en las avenidas Villalba y Cruz Verde con un plazo de ejecución de 4 meses. Córdova señala que antes de iniciar el proyecto se coordinará con la comuna provincial, para evitar agravar la congestión del Centro histórico. “Podemos intervenir por tramos para evitar mayor impacto pues también se vienen obras en San Juan de Dios”, dijo.

“Las obras de desagüe son más complicadas que las de cambio de redes de agua. Demoran en promedio un mes más, porque se debe cavar entre 4 a 5 metros de profundidad, en el caso del agua solo es 1.20 metros”, explica.

PROBLEMAS CON
ALCALDES
El gerente, denuncia que ha encontrado en los municipios una especie de traba para realizar proyecto de renovación de redes de desagüe. Durante el 2018, las gestiones de los alcaldes de Bustamante y Rivero y Yanahuara, se opusieron a obras de cambio de desagües. En la primera jurisdicción la negativa fue rotunda y no se pudo ejecutar la obra que contemplaba la inversión de S/. 3 millones. En el segundo distrito, el exalcalde Elvis Delgado condiciono la obra a ciertos sectores debido a su campaña política. “No quiso que ejecutáramos los cambios en las avenidas principales, como Calle Misti. Solo ejecutamos 2.5 millones de soles que era la mitad del presupuesto”, denunció. Este año, tienen problemas similares con la gestión del alcalde de Miraflores, Luis Aguirre. El burgomaestre acusa a la empresa de causar daños en 7 km de sus vías por obras mal hechas.

EMERGENCIAS
La empresa reportó durante el año, 7 mil 484 emergencias por atoros de desagüe, 5 mil 035 fueron en colectores (redes donde confluyen desagües) y 2 mil 449 en conexiones domiciliarias. En el primer trimestre de este año, son casi 800 emergencias.

No obstante, los operativos de la empresa en zonas como el Avelino Cáceres, Apima – Cairo (Paucarpata) y Arancota revelan que los usuarios, especialmente comerciales, vierten cantidades significativas de desechos a sus desagües, que se impregnan y con el tiempo deterioran las tuberías, hasta hacerlo colapsar. Un hecho, que complica el normal funcionamiento de este sistema, que por todos lados, requiere cambios.

 

Compartir

Leer comentarios