Coronavirus

El 80 % de colegios privados no apoyan retorno de clases presenciales

25 de noviembre de 2020
Aulas escolares permanecerán vacías por unos meses más.

Hasta que no se den las condiciones que garanticen la salud de la comunidad educativa, el 80% de colegios privados del ámbito urbano no están dispuestos a retornar a la presencialidad del servicio educativo, afirmó el presidente de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas de la región Arequipa (ASIEPRA), Rutbel Begazo Salazar.

En Arequipa son 250 las instituciones educativas privadas que integran la ASIEPRA, que es miembro, junto a otras 16 asociaciones, de la Alianza de Escuelas Privadas (AEP), entre ellas los consorcios de colegios católicos y evangélicos.

Begazo Salazar, mencionó que solo la vacuna contra la COVID-19 podría garantizar la protección de la salud de la comunidad educativa, en este caso principalmente de los docentes y los estudiantes.

“Si bien se prevé que la vacuna llegará al país en el primer semestre de 2021, y que los primeros en recibirla serían los profesionales de la primera línea de acción y la población vulnerable, no se ha determinado que los docentes estén dentro de estos grupos prioritarios”, dijo.

Por tanto, hasta que no se den las condiciones mínimas que garanticen la salud de los profesores, alumnos y personal administrativo, los privados no aceptarán el retorno a las clases presenciales, por lo que continuarán con el servicio educativo de manera virtual.

MATRÍCULAS

El Ministerio de Educación (MINEDU) recientemente aprobó la norma que regula la matrícula en la educación básica, pero la AEP opinó que es inaplicable a la realidad de las instituciones educativas privadas.

Rutbel Begazo, explicó que la norma tiene vicios como, permitir que las matrículas se realicen con la sola presentación de una declaración jurada, sin ninguna documentación oficial, lo cual no garantiza que el estudiante haya aprobado los cursos o completado el año escolar.

Asimismo, da carta libre para que los padres realicen el traslado de los menores sin haber cumplido el pago de las matrículas en la institución educativa de procedencia. Antes de la pandemia la morosidad era del 30 a 40%, ahora se elevó al 50 o 60%.

DATO

Estas observaciones han sido elevadas al Ministerio de Educación, por tanto, existe el compromiso de que serán analizadas por los especialistas. 

Compartir

Leer comentarios