Coronavirus

El amor en los tiempos del coronavirus

21 de abril de 2020

Por Marco Falconí Picardo

Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura escribió la novela “El amor en los tiempos del cólera” y que se publicó en el año de 1985 y que trata del amor, del cólera y la muerte que se desarrolla a orillas del río Magdalena en Colombia.

En la novela el principal personaje llamado Florentino Ariza espera 51 largos años para ser aceptado por su amada Fermina Daza y terminan en un barco con su bandera amarilla -símbolo que alertaba de la presencia del cólera- que él había colocado para espantar a los chismosos.

El cólera era una epidemia que ocasionaba diarreas y vómitos severos y que generaban la muerte de la mayoría de personas afectadas porque la medicina no estaba tan avanzada.

Hoy día tenemos la presencia del coronavirus en todo el planeta, gracias a la conectividad y que este virus se transmite por las gotículas de las secreciones nasales o de la saliva y que son extremadamente contagiosas.

El grado de letalidad del coronavirus se estima en el 5% de las personas que son infectadas y que la mayor cantidad de muertes se producen en personas adultas mayores a partir de los 60 años, a mayor edad mayores probabilidades de muerte. A veces la parca se equivoca y también se carga uno que otro joven.

Actualizado el amor a tiempos modernos, marzo del 2020, se ha divulgado la noticia que esta vez que en la localidad de Selva del departamento de Rivadavia, a 310 kilómetros al sur de Santiago del Estero (Argentina) vive un joven que es llamado por una mujer que había regresado de España y que era su amor juvenil.

Dicen que ambos eran casados felices con sus parejas, pero el amor pudo más y se encontraron para recordar sus amoríos y a pesar que ella le dice que había tenido coronavirus, más pudo la pasión.

El varón organizó una parrillada y entre recuerdos y tragos contó a sus amigos el encuentro amoroso con su amiga que estaba infectada.  Uno de sus amigos actuando responsablemente informa a la autoridad sanitaria y a la policía y dan con el paradero de los infieles y los obligan a aislarse en sus domicilios junto con sus parejas para que les recuerden la infidelidad las 24 horas del día.

Ahí no termina la tragedia de los amantes, sino que el Gobernador Gerardo Zamora decreta la medida extrema de prevención de cuarentena para la localidad de Selva, que quedó cerrada para ingresar o salir y la prohibición de realizar toda clase de actividades.

Los vecinos por supuesto quieren saben los nombres de los amantes, no precisamente para colocarles una bandera amarilla que simbolice el coronavirus, sino para tomar otro tipo de represalias por los gravísimos daños, perjuicios y aflicción ocasionada a todas las personas que viven en este lugar apacible y tranquilo.

Entonces se esgrime que el derecho a la intimidad no puede ser violado y que si se publica o difunde el nombre de los amantes estarían afectando sus derechos fundamentales.

En contrapartida tenemos que tratándose de epidemias y de la salud pública, estos derechos tienen prioridad sobre el derecho a la intimidad y las administraciones sanitarias y policía no requerirían de un consentimientos expreso de los obligados -los amantes-.para difundir los nombres para que los ciudadanos se pongan a buen recaudo.

En el conflicto de derechos y valores constitucionales protegidos: 1) idoneidad, es necesario alertar a los vecinos; 2) juicio de necesidad, no existe otra posibilidad de evitar que los vecinos se contagien; y 3) proporcionalidad en sentido estricto, los beneficios serán mayores que los perjuicios.

Finalmente los amantes que leyeron  la novela “el amor en los tiempos del cólera” recordaron la famosa frase: “Amor del alma de la cintura para arriba y amor del cuerpo de la cintura para abajo”.

Biblioteca sin bici

Compartir

Leer comentarios