Perú

El crecimiento del ecommerce en Perú, duplicar la facturación actual en cinco años

23 de enero de 2020

La consultora internacional de mercado Euromonitor prevé que el comercio electrónico en Perú se duplicará en los próximos cinco años. Para alcanzar tal crecimiento, las industrias de la moda, el calzado y los productos de consumo electrónico serán los que más impulsen estas ventas.

En América latina, el uso masivo de internet ha generado importantes avances en todos los campos. Uno de ellos es el del comercio electrónico. Cinco países de la región obtienen ya facturaciones que superan los 35.000 millones de dólares a nivel conjunto.
Según la Fundación País Digital e Ipsos, Colombia, Perú y México son los países con mayor oportunidad de progreso.

Ya en El Pueblo señalábamos que el ecommerce es una fuente interesante de crecimiento en internet, junto con la industria del entretenimiento y las apuestas online, y todo ello con las dificultades que supone acceder a internet en Perú. A pesar de que el país ofrece una conexión a internet suficiente, la tarifa para acceder es la más alta en toda Latinoamérica y solo es superada en el continente por Estados Unidos y Canadá.

Una tendencia que se manifiesta en toda Latinoamérica

El retail ecommerce superó en 2018 la barrera de los 50.000 millones de dólares, afianzando un crecimiento sostenido de dos dígitos en los últimos años que, como ocurre en el caso de Perú, se va a mantener y acelerar en los próximos cinco años.

La cantidad de compradores recurrentes online ya supera el 30% en la región y esto impacta también en las ventas offline, ya que muchos consumidores utilizan el canal online como toda de decisión de la compra.

Los grandes países de la región: Brasil, México, Colombia y Argentina, son los impulsores de este crecimiento de las ventas online, pero en los últimos años aparecen con fuerza Perú y Chile. Estos datos muestran que el comercio electrónico en América latina tiene todavía mucho espacio para crecer, solo hay que saber elegir la mejor manera de desarrollarlo y guiar las decisiones estratégicas.

El dropshipping como oportunidad de crecimiento en
internet

Marcos Pueyrredon, presidente del Instituto Latinoamericano de Comercio
Electrónico, sostiene que en los próximos años el ecommerce y la revolución de las ventas en internet acabarán fusionándose con el comercio tradicional.

El comercio electrónico está ganando terreno al comercio tradicional y en algunos países ya supone el 15% del total de las ventas minoristas retail. Se ha transformado en un verdadero canal dentro de los puntos de contacto y venta que tienen las empresas por el volumen de operaciones y negocios que significa.

En esta revolución que supone el ecommerce aparece con fuerza el dropshipping, un nuevo modelo de negocio en el que emprendedores y grandes empresas mayoristas acuerdan convenios para hacer llegar sus productos a través de la venta vía online.

Los servicios para Dropshipping se plantean como una variante del comercio electrónico en la que se brinda la oportunidad a una tienda online o un marketplace de ofrecer una amplia variedad de productos sin necesidad de contar con el stock físico.

Los pedidos son derivados al fabricante, mayorista o importador que se encarga del envío directo al cliente que realizó el pedido. Esto significa que la inversión inicial para montar un negocio de dropshipping es menor a la de un negocio tradicional, pues los principales gastos se concentrar en la creación, mantenimiento y promoción del sitio web.

El dropshipping es una fórmula de negocio por la que se interesan muchos
emprendedores pero también comercios y establecimientos físicos que ven en esta posibilidad una fórmula de seguir incrementando sus ingresos.

En cualquier caso, para que esta opción de negocio resulte exitosa es importante previamente hacer un buen trabajo comercial, invertir en posicionamiento online y generar visitas. A esto se añade la responsabilidad de atender al cliente, pues la función del emprendedor es actuar como intermediario entre el mayorista y el cliente final.

Más allá del dropshipping, Pueyreddon sostiene que la necesidad de inversión inicial en cualquier fórmula de ecommerce tiende cada vez a ser más baja, pues todas las estructuras de desarrollo y las operativas pueden ser tercerizadas con costos que varían en función de la escala del negocio. Por lo general, para conseguir un alto crecimiento en internet, la inversión más importante a realizar es la que guarda relación con el posicionamiento y las diferentes estrategias de captación de clientes a través de marketing digital.

Compartir
loading...

Leer comentarios