Arequipa

«El dinero que se lleva la corrupción debe destinarse a niños vulnerables»

30 de noviembre de 2019

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro Figueroa, indicó ayer que todos los peruanos deben unirse para luchar contra la corrupción que de forma anual se lleva aproximadamente 10 mil millones de soles, dinero que debería servir para cuidar, proteger y velar a niños y adultos vulnerables.

Aseguró que actualmente el Gobierno Nacional está empeñado en un gran eje que consiste en la integridad y lucha contra la corrupción. «La primera (integridad) que tiene que ver con lo que pensamos, hacemos o decimos; y la lucha contra la corrupción, que se lleva 10 mil millones de soles al año», manifestó la funcionaria.

Señaló que ese dinero le pertenece a todos los peruanos y por ello es fundamental porque cada institución pública trabaje de forma honesta con bien definidos. «Si todos apoyáramos con la mayor voluntad si se obtendrían buenos resultados», anotó.

RECORRIDO
Desde tempranas Montenegro Figueroa visitó diversos distritos de la Ciudad Blanca inaugurando Centros de Emergencia Mujer (CEM) en Miraflores y Pampa de Camarones. Unas horas más tarde, participó en la ceremonia por los 171 años de la Beneficencia Pública. Casi al promediar el mediodía acudió a inaugurar el primer Centro de Atención Residencial de Discapacidad (CAR), que inicialmente dará albergue a 16 menores huérfanos y abandonados; no obstante, se estima que en enero próximo acogerá a 25 menores.

Este Centro de Atención Residencial de Discapacidad es una nueva iniciativa de la Asociación Paz Perú en convenio con el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif).

El CAR se encuentra ubicado en el local de la Asociación Paz Perú Suiza de la Avenida Salaverry, en el sector de Lara del distrito de Socabaya. Está totalmente equipado con muebles, camas y material médico y de fisioterapia, asimismo cuenta con rampas de acceso para comodidad de los pequeños que sufren microcefalia, parálisis cerebral, síndrome de down, autismo y retardo mental.

Cabe mencionar que los beneficiarios con el CAR que tienen desde ocho meses de vida hasta los nueve años sufrieron total abandono moral y material y hoy reciben educación en el Pronoei y Centros de Educación Básica Especial (Cebe) que funciona en el mismo lugar, además cuentan con atención médica en el policlínico y sala de terapia física y reciben mucho amor que le permite sentirse queridos e importantes para la sociedad.

«Es una ocasión muy especial donde la sociedad civil se une con el Estado para atender a los niños más desprotegidos», señaló a su turno Paola Gonzáles Bernal, asesora general de Paz Perú precisando que el convenio es por tres años en que los niños recibirán alimentación, vivienda, educación, capacitación y salud.

Compartir

Leer comentarios