Arequipa

El gobernador polémico de Arequipa

11 de agosto de 2019

Ante una autoridad que no solo debió mantener una posición neutral frente al conflicto del proyecto minero, sino que sostuvo una opinión radical en contra del mismo; pero que además se ha mantenido ausente cuando la violencia se apoderó de la ciudad, han surgido voces para una posible campaña de revocatoria de la autoridad regional.

Por: Roxana Ortiz A.

Mucho se ha criticado la postura del gobernador regional Elmer Cáceres Llica, respecto a su pronunciamiento en contra del proyecto minero Tía María, lo que lo llevó a recibir una serie de calificativos como “azuzador”, “incendiario”, entre otros, que no ayudaron en resolver el conflicto y que dio inicio a un paro indefinido en la ciudad, con una serie de actos vandálicos y con millones de soles en pérdidas.

“Es muy lamentable la posición que ha mantenido los últimos días nuestro gobernador Elmer Cáceres, a quien hay que recordarle que ha sido elegido por el pueblo y que su obligación es luchar por el bien común, no generar enfrentamientos”, dijo en su momento Jessica Rodríguez, presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa.

Muchos han salido, especialmente a través de las redes sociales, para exigir un pronunciamiento en los primeros días de paralización al respecto, solo fue su esposa Jennifer Neyra, quien decidió hacerlo, para pedir al presidente Martín Vizcarra que anule la licencia de construcción, que luego fue contestado por Cáceres Llica con un afiebrado mensaje que decía: “Te amo, Jenny”.

A ello se suma el incumplimiento de su promesa de reactivar cuanto antes el proyecto Majes Siguas, cuya adenda 13 lo tiene entrampado hace más de un año y medio, el cual debió firmarse según Cáceres, antes del 28 de julio, pero a la fecha tampoco se dice nada al respecto; mientras que en las paredes laterales de la Variante de Uchumayo, se vienen haciendo murales de más de 600 mil soles, que nadie conscientemente se detendrá a apreciar, por tratarse de una vía de alta velocidad.

Para algunos, la salida ante un gobernador ausente y sin proyectos de desarrollo para la región, es un proceso de revocatoria, es decir, reunir las suficientes firmas entre los electores de Arequipa, y retirarlo del cargo para que asuma el vicegobernador.

Según los especialistas en temas legales, eso no sería tan fácil, o por lo menos no en corto tiempo, ya que según explicó el constitucionalista Óscar Urviola Hani, ese proceso solo podrá realizarse luego del tercer año de mandato, es decir, un año antes que culmine su gestión.

“No estoy hablando de un caso específico, sino en general, y es lo que dicen las normas, lo cual considero es un absurdo, porque no tiene caso revocar a una autoridad un año antes que culmine su gestión, mejor se espera a que acabe su periodo y se elija a otra autoridad; pero siendo mucho más observador”, recomendó.

LA REVOCATORIA EN TRES AÑOS

Según la ley electoral, la consulta para una revocatoria se realiza el segundo domingo de junio del tercer año de mandato, es decir, dentro de dos años más, aunque se puede comenzar a reunir las firmas a través de planillones un año antes.

La solicitud puede presentarla cualquier ciudadano ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), y aunque debe estar fundamentada, no requiere ser probada. Luego se resuelve la solicitud presentada en un plazo no mayor de treinta días calendario, en caso de ser denegada procede recurso de apelación ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el cual resuelve dicho recurso en un plazo no mayor de quince (15) días calendario y no procede recurso alguno contra dicha resolución. El JNE convoca a consulta popular para las solicitudes que han sido admitidas.

Quienes promuevan la revocatoria tendrán que hacer públicos dichos fundamentos, además de los organismos electorales a través de los medios de comunicación desde que se declara admitida la solicitud de revocatoria y hasta que se realice la consulta.

Para poder hacer la consulta será necesario acompañar la solicitud con el 25% de las firmas de los electores de cada circunscripción y en el caso de Arequipa se deberá reunir unas 276 mil firmas, debido que se trata de algo más de un millón 100 mil electores.

La adquisición de kits electorales para reunir las firmas y promover la revocatoria se podrá efectuar a partir de junio del segundo año de gestión. En caso que se pueda realizar la revocatoria, asumiría el cargo el vicegobernador regional.

Las normas peruanas también ofrecen otra opción para poder cambiar de autoridades, en caso estas no cumplan con las expectativas de la población; pero con otras justificaciones y está a cargo del Consejo Regional.

Se puede solicitar la vacancia del gobernador regional, del vicegobernador y hasta de los consejeros regionales. En los dos primeros casos, la vacancia es declarada por los dos tercios del número legal de sus miembros del Consejo Regional y hay causales específicas para ello.

Una de ellas es el fallecimiento, luego la incapacidad física o mental permanente debidamente acreditada por el organismo competente y declarada por el Consejo Regional; asimismo, una condena consentida o ejecutoriada por delito doloso con pena privativa de la libertad y finalmente, dejar de residir de manera injustificada, hasta un máximo de 180 días en la región o, por un término igual al máximo permitido por ley para hacer uso de licencia.

 

Compartir

Leer comentarios