Arequipa

“El Pueblo”: un periódico centenario «

1 de enero de 2015
“El Pueblo”: un periódico centenario «
Por Mario Rommel Arce Espinoza El tribuno arequipeño Francisco Mostajo, refiriéndose a la historia de “El Pueblo” dijo: “apareció en momentos en que se sentía la necesidad de un diario modernizante de la prensa local y sin vínculos tendenciosos». «Fue (sigue diciendo) el primer diario que se voceó por las calles y que implantó rotativa y linotipos». El primer número del diario «El Pueblo» sale el domingo 1° de enero de 1905, bajo el nombre de «Diario Noticioso e Independiente». Señala como dirección y administración la calle de Mercaderes N° 112. El primer editorial titula «Nuestra palabra». Destaca una publicidad del propio periódico que dice lo siguiente: «El Pueblo, diario noticioso, independiente, comercial, político. Tiene servicio cablegráfico propio. Aparece todos los días inclusive los domingos y días festivos. Corresponsales en todas partes. Publica avisos de todo género a precios módicos. Da facilidad al comercio y a la clase obrera. Para publicaciones particulares, muy baja tarifa. Administración: Calle de Mercaderes N° 112. Dirección telegráfica – El Pueblo Arequipa. Teléfono N° 214». La suscripción mensual cuesta 1 sol, y el número suelto 5 centavos. El periódico consta de 4 páginas. Todo empezó la noche del 10 de diciembre de 1904, fecha en que un grupo de amigos reunidos en el local ubicado en la calle Santo Domingo Nº 38 (donde actualmente funciona un conocido supermercado) firmaron el documento de constitución de la nueva empresa periodística. Allí figuraba Edilberto Zegarra Ballón, con apenas 38 años de edad, acompañado por Ismael Zegarra Ballón, Manuel Trinidad Arispe, Rodolfo Valdez y Abel Ulloa, siendo aquel nombrado su Director fundador gerente. El aporte económico más significativo parece que fue del cuñado de Edilberto Zegarra Ballón, Rodolfo Valdez, quien dio el capital necesario para organizar la nueva empresa periodística. Su trabajo como agente de aduana en Lima, le habría permitido formar un considerable patrimonio que en parte invirtió en el negocio familiar. Cuenta Francisco Mostajo que «en el mismo año (de 1905) se publicaron «La Idea» (1° de enero), redactado por Augusto Aguirre Morales y Víctor Neira. «La Lectura Popular» (14 de abril). «El Ensayo» (primer semestre) y «Juventud», revista ilustrada y dirigida por Francisco Mostajo, con la cooperación de Juan Manuel Osorio (julio)». Desde el siglo anterior venían publicándose «La Bolsa» (1860) y «El Deber» (1890) que, conjuntamente con «El Pueblo», fueron los más importantes diarios de la primera década del siglo XX. Como ya se dijo, fue también el primer periódico que se vendió en las calles con la ayuda de los hoy llamados “canillitas”, pero que en aquel tiempo fueron conocidos con el nombre de “puebleros”. Hasta entonces el sistema de venta era por suscripción. Siendo así que el nuevo vespertino de la ciudad innovó el sistema de ventas. Gracias al canillita el diario circuló no sólo en el cercado de la ciudad sino también en distritos alejados como Cayma, Yanahuara y Miraflores. EL PRIMER EDITORIAL El primer editorial titula «Nuestra Palabra». Allí se expresan las razones que animan la fundación del nuevo periódico. Había que «alejarse de las intransigencias sectarias y de los fanatismos de partido, para consagrarse por entero, con vigor y con fe, al servicio de los intereses sociales». Su programa se resume en tres palabras: VERDAD, JUSTICIA y LIBERTAD. «Venimos, pues, a decir la verdad, para que el pueblo, que ya perdió la costumbre de oírla, se habitúe a respetarla y amarla. Venimos a abogar por la justicia, porque solo cuando esta se realiza queda suavizado el rigor de las leyes y no se levantan protestas. Venimos a defender la libertad, porque solo respirando su puro ambiente tendrá el organismo social el vigor y la salud necesarios para su desenvolvimiento provechoso». Y agrega: «A la obra, pues, que el triunfo fue siempre de las buenas causas y nunca dejó de corresponder Arequipa a las iniciativas de progreso y a los sinceros anhelos de verdadero patriotismo». Así editorializa la primera edición de «El Pueblo», convencidos de la importante labor de la prensa en la sociedad. Ello los hizo estar seguros de contar con el apoyo del público, porque ¿quién no mirará complacido a los que están decididos a decir la verdad, a alcanzar la justicia y a defender la libertad? Pregunta que «El Pueblo» asume con el compromiso de informar con total independencia. Tanto así que a sólo dos meses de circulación protesta enérgicamente por la eliminación de un candidato obrero en las elecciones de ese año. En más de cien años de historia, el periódico atraviesa por varios periodos: el primero que va desde la fundación del periódico en 1905 por Edilberto Zegarra Ballón hasta su venta al empresario limeño Juan Pardo Heeren en 1954; el segundo periodo que comprende desde 1955 hasta 1976, en que asume la dirección del periódico, Pedro Morales Blondet; y una tercera etapa, a partir de 1986, en que los trabajadores asumen la administración del diario. LOS NOVENTA AÑOS DE “EL PUEBLO” En 1995, “El Pueblo” cumplió 90 años de existencia, lo que vino a constituir un verdadero acontecimiento periodístico local y nacional. Con fecha 1º de enero de 1995, el encabezado del periódico decía lo siguiente: “Seguiremos trabajando por desarrollo de la Región Arequipa”. Con un gran titular anunciaba que “¡El Pueblo! al celebrar 90 años desea un feliz y próspero 1995”. Era, por entonces, director del periódico, Eduardo Laime Valdivia. Con ese motivo, se publicó una edición extraordinaria con tres suplementos titulados: “90 años sirviendo a Arequipa”, “Nueve décadas de trabajo en beneficio de Arequipa” y “90 años con la noticia fresca”. EL CENTENARIO DE «EL PUEBLO» El año 2005 «El Pueblo» cumplió 100 años de labor periodística, informando a la comunidad arequipeña y a la región sur del país de los principales sucesos internacionales, nacionales y locales ocurridos desde su fundación en 1905. Como diario fundamentalmente regional, a lo largo de sus 100 años de existencia promovió el desarrollo de Arequipa en diversos ámbitos de la cultura, el deporte y el desarrollo. El día 1° de enero del 2005 anunciaba «El Pueblo» a sus lectores: «¡Gracias Arequipa! Cumplimos 100 años». El titular en sus párrafos medulares decía: «Llegar a celebrar 100 años de existencia, constituye sin duda una hazaña, un hecho de trascendencia histórica en la que quienes tenemos la suerte de celebrarlo, al mismo tiempo reafirmamos nuestra identidad y volvemos a tomar la responsabilidad necesaria para los que tomen la posta camino al segundo centenario». «EL PUEBLO, al servicio de la región durante 100 años -concluía la nota-, renueva su fe, su identificación con la tierra de Melgar, para seguir en la senda de alcanzar su desarrollo socio económico y continuar en el liderazgo de su hegemónica grandeza». La edición especial de 100 páginas que preparó «El Pueblo» por el primer Centenario, vio la luz el domingo 2 de enero del 2005. Con varias secciones, estuvieron todas ellas dedicadas a exaltar la presencia del Diario en la historia de Arequipa. Constituyéndose, así, en otro esfuerzo editorial más que realizaba «El Pueblo» desde su fundación al servicio de Arequipa. Mencionaremos el título de algunos artículos, que son verdaderamente de antología. Por ejemplo: «100 años escribiendo la historia de Arequipa», «Vida y Obras del ilustre arequipeño Edilberto Zegarra Ballón», «Los inicios del diario», «Personajes ilustres», «El Pueblo en el tiempo», «…Érase una vez un ideal», «Realizando el diario», «100 años de historia», «Integración: la única alternativa para todo el sur», «El Pueblo desde 1905 te informa de verdad». La conmemoración del centenario fue verdaderamente excepcional. Pocos diarios en el Perú -y en América- alcanzaban tan larga vida; en Arequipa ninguno lo había logrado hasta entonces. HOY EL DIARIO EL PUEBLO El Diario El Pueblo es hoy una corporación que cuenta con radio y televisión para servir mejor a sus usuarios con la mejor y oportuna información. Es así que al cumplir 110 años este 1 de enero del 2015 ha sido plasmado con el título que la Municipalidad Provincial de Arequipa entregó al centenario como Patrimonio Cultural de Arequipa.
Compartir

Leer comentarios