Economía

“El reto es ayudar a la reactivación de negocios y de nuevos emprendimientos”

8 de noviembre de 2020
José Málaga, presidente del Directorio Caja Arequipa.

Grupo financiero reafirma apoyo a micro y pequeños empresarios

José Málaga, presidente del Directorio Caja Arequipa otorga un panorama del sector microfinanciero, la importancia del gobierno en apoyar un sector duramente golpeado por la pandemia. Además, informa del proceso mediante el cual el grupo bancario ha superado con éxito la crisis económica generada por la emergencia sanitaria.  

Por: Roy Cobarrubia V.

¿En qué posición se encuentra la Caja Arequipa en el ranking del sector microfinanza en el Perú? 

Nos apena la situación que está pasando el país con la COVID-19, pero en Caja Arequipa, te comento, ha sido un año de muy buenas noticias. En principio Caja Arequipa tiene 34 años en el mercado, desde 33 mil dólares que fu su capital, a la fecha que supera los 587 millones de soles, y todo eso se debe al esfuerzo y sacrificio de los trabajadores. Y bajo la estructura de la ley que estableció que el 50 % iban para obras de ayuda social y el 50 % para capitalización y que se compute como capital para garantizar el crecimiento. Bajo ese esquema, después de 34 años estamos en el primer lugar de las microfinancieras no bancarias. 

Recientemente la Caja Arequipa ingresó a la Bolsa de Valores de Lima, ¿qué significa haber dado ese paso? 

Para Caja Arequipa es algo gratificante. El negocio financiero es un negocio de mucho riesgo y reputación, administras riesgo y paralelo a ello debes construir una marca que sea sólida, porque se tiene un presupuesto, una palanca que es el capital social que te autoriza crecer siete a ocho veces más tu capital. Se tiene un sol y se puede intermediar ocho. Esa posibilidad en el mundo de las cajas municipales muchas veces se mantiene limitado, porque se tiene que requerir a herramientas muy sofisticadas financieras para que se pueda acceder y seguir creciendo. Nosotros podemos llegar a crecer 4200 millones de soles con nuestro capital suscrito y pagado. En este momento la Caja tiene 5 mil 200 millones de soles. ¿Cómo podemos tener esa autorización para seguir creciendo? Tenemos que acceder a créditos subordinados, un 11 %. Y la falta más barata de crecer es a través del aporte de accionistas. 

¿Qué políticas han colaborado a que Caja Arequipa se posicione como una de las primeras en el sistema financiero a nivel nacional?

Hay que agradecer mucho a la junta general de accionistas y eso tengo que reconocerlo. No hemos tenido una junta que haya querido tener un embate en gobierno corporativo y afectar a la institución. Y el directorio ha cumplido un gran rol. Esa estabilidad de gobierno corporativo es la principal garantía que hemos tenido todos los años, desde la fundación de la Caja Arequipa, que no ha habido una injerencia política, y eso hay que rescatarlo. Hay muchos ejemplos de lo que ha sucedido con otras instituciones, como Caja Trujillo que hace unos años atrás, siete, era una de las Cajas más grandes. Y hace 10 años atrás competía el primer lugar con Caja Arequipa, pero hubo el embate político y hoy se encuentra a media tabla. El otro pilar es trabajar con gente profesional en las gerencias. El año 2014 hicimos un cambio gerencial y cambiamos completamente la estructura y eso nos llevó a cambiar el rumbo y establecer los principios de la transformación digital, el cambio cultural. En el 2014 es el único año que pierde cuota de mercado, fue el peor año, y en ese momento se tomó las medidas correctivas, esa vez tuvimos 2800 millones de soles en colocaciones, hoy tenemos 5000 millones de colocaciones, el doble. 

Caja Arequipa.

En el 2017 y 2018 aprobaron la apertura del 20 % de nuevas acciones, ¿cómo se encuentra esa gestión? 

Caja Arequipa necesita el fortalecimiento patrimonial. La anterior junta en el 2018 aprobó la estructura de la apertura al 20 % y delegó al directorio la posibilidad de poder negociar a la potencial sociedad que íbamos a tener. Y ese es un hito importante, que se hizo en la anterior gestión municipal. Esta gestión municipal tiene el reto del cierre. Existen dos posiciones, una muy política, que dice que no, que se debe respetar la propiedad de Arequipa, pero es un mensaje apasionado político, que se respeta, pero que está completamente errado y que va a afectar a la institución en el largo plazo. Y la otra posición que abre la posibilidad de acceder a este fortalecimiento. Y lo puedo resumir que la posición del fortalecimiento patrimonial de la Caja Arequipa debe ser una decisión eminentemente técnica y no política. Y la única forma de crecer es ser eficientes… Puedo decir que el proceso ha sido muy responsable, y que ha tenido mucha fiscalización, y nos hemos preocupado de que cada fase sea aprobada correctamente y ahora queda el último tramo y estamos informando a la junta para que se dé el fortalecimiento patrimonial. 

En el 2019 iniciaron con el proyecto Caja Lab, ¿fue un acierto? 

Acertamos con Caja Lab. La transformación digital de los bancos, aproximadamente inició en el 2016 y empezó con mucha fuerza. Los bancos comenzaron a utilizar distintas tecnologías que se daban en el mundo a efecto de mejorar sus procesos. Uno de los grandes costos y los retos que tienen los bancos es mejorar sus costos operativos, pues a través de esta mejora pueden ser más rentables. ¿Qué pasó con Caja Arequipa? Entendíamos que nuestro cliente iba a pasar a la transformación digital de una más manera lenta, no rápida, y obviamente entendíamos que teníamos que pasar a la transformación digital, pero nuestros presupuestos son muy escasos y veíamos como debíamos hacer, porque no podíamos tener un margen de error. En el 2019 damos el gran paso, invertimos cerca de 2 millones de soles en todo el proceso de transformación digital, se ha hecho de una manera muy austera, pero hemos logrado grandes resultados. ¿Y quién nos ha ayudado a que nuestro cliente se digitalice? La COVID-19, eso es inaudito realmente la COVID-19 ha sido un catalizador de la tecnología. Nosotros iniciamos en el 2019 con Caja Lab, y este año hicimos nuestro primer desembolso 100 % digital.

El reto es la reactivación económica.

¿El sector de micro y pequeña empresa es un negocio de alto riesgo en las microfinanzas? 

 El sector de la micro y pequeña empresa es un sector muy poco comprendido porque se mueve en la informalidad, en esa economía en la que no existe registro del estado, no existen patrones o parámetros, pero sin embargo son proveedores porque de una u otra manera para desarrollar sus actividades pagan sus impuestos, contratan y generan puestos de trabajo. Pero muchos de nuestros clientes no podían acceder a los programas de reactivación económica porque para el estado no existían. Yo creo que en el negocio de las microfinanzas es un negocio de alto riesgo, de mayor riesgo que la banca múltiple, pero también muy resiliente. El gran empresario tiene stock, tiene obligaciones legales y una serie de inversión en activos que lo hace difícil de cambiar de giro, nuestro cliente no, nuestro cliente es muy resiliente, muy ligero, muy poca carga laboral y adicional a eso al no tener activos grandes puede estar en servicios y en bienes. Nuestros clientes se mantienen, en mayo y junio hubo un pequeño bajón, pero en estos últimos tres meses las proyecciones que se vienen las vemos con mucho optimismo. 

DATO

¿Cuáles son los nuevos retos que se ha planteado la Caja Arequipa? 

Estamos completamente seguros que vamos a seguir en la senda de la transformación digital, entramos allí y no vamos a salir de allí, pues estamos convencidos que nos ayudará a ser más competitivos. Mejorar nuestra capacidad y calidad de gobierno corporativo, Dios quiera que se dé el fortalecimiento patrimonial, y tenemos todas las herramientas. Somos optimistas, somos positivos, y hemos sido la única institución financiera que emita un fondo de garantía para poder salir a rescatar a las micro y pequeñas empresas, no tuvimos respuestas, pero esperamos que el gobierno tenga la capacidad de hacerlo. El gobierno ha tomado otro tipo de decisiones como el primer y segundo bono, pero eso no va a reactivar a las micro y pequeña empresa, pero este grupo se encuentra dentro del ámbito de las empresas especializadas como Cajas Municipales, Cajas Rurales, Cooperativas, y si el estado no toma la decisión de utilizar a este grupo para llegar a las microempresas le va a ser bien difícil. Caja Arequipa quiere regresar a sus orígenes para seguir bancarizando y ayudar a la reconstrucción de negocios o abrir nuevos negocios, ese va a ser nuestro reto el siguiente año. 

Compartir

Leer comentarios