Cultura

El yaraví se muda hacia Puerto Rico y Estados Unidos

16 de agosto de 2019
Luis Fernando Ruiz orgulloso embajador de nuestras melodías.

Luis Fernando Ruiz Pacheco tiene 27 años y aunque no nació en Arequipa, se está encargando de que la música arequipeña, a través del Yaraví, no solo se pierda con las generaciones, sino que traspase las fronteras arequipeñas.

El nació en Puerto Maldonado, pero pronto adoptó las costumbres de la familia materna, entre ellas las tradiciones de esta tierra y adaptó la frase de Jorge Polar: “No se nace en vano al pie de un volcán”, por: “No se crece en vano al pie del volcán”, al haberse empeñado o solo en difundir la música arequipeña, sino hacer composiciones nuevas.

Hace tres años, Luis Fernando dejó Arequipa para seguir su pasión por la música luego de culminar sus estudios de Derecho en la Universidad Católica San Pablo, donde también integró la Orquesta Filarmónica Juvenil, llegando a ser asistente de dirección del maestro Augusto Vera Béjar, quien fue su mentor. Actualmente estudia en el Conservatorio de Música de Puerto Rico al que lo llaman el “Juilliard del Caribe”, pues su calidad es equiparable a la del famoso conservatorio estadounidense.

La añoranza por su familia y terruño, y el hacer frente solo al inclemente huracán María, motivó a Luis Fernando a componer la canción de arte “Yaraví” en 2017. “Era una mezcla fuerte de sentimientos para mí, estaba solo asumiendo muchas cosas nuevas”, cuenta. En la melancolía de este género y en el poema “Si te fastidia mi amor” de Mariano Melgar encontró su refugio. Así es como le colocó música a la sentida letra del vate arequipeño.

El Yaraví 2 llegó este año y fue un trabajo duro de cerca de dos meses y para su logro, se inspiró en la letra del Poema 7 de Melgar. Este tema y el anterior son composiciones para soprano y piano y fueron presentadas ante el auditorio del Conservatorio de Música de Puerto Rico en los conciertos que realizan cada fin de semestre logrando buena acogida y crítica favorable. Incluso la soprano Melanie Flores Ayala, quien los estrenó, incluyó uno de ellos en su recital junior de tercer año.

Un tercer yaraví, sólo en música, llegó de la creatividad de Luis Fernando. “Yaraví y fuga” para órgano de tubos”. Esta composición fue presentada en el festival organizado por la Universidad de Oregón de Estados Unidos. El Oregon Bach Festival Composers Symposium, logrando el aplauso de los asistentes. Luego adaptó esta pieza para piano a dos manos y poder presentarla en otros escenarios.

“Al componer los yaravíes quiero hacer conocer a nuestro país y expresar el cariño que le tengo a Arequipa. Quise usar los textos de Melgar porque son hermosos y melancólicos. Son piezas pequeñas y de fácil difusión pues mi intención es que más gente las replique. Es una música muy rica y diferente a lo que escucha en el mundo anglosajón. Por ello mis propios maestros me motivaron a explotar mi cultura y exponerla ante este público”, comenta.

DATO
Sobre el yaraví, Luis Fernando explica que es armónicamente sencillo y es melódicamente apreciable pues era un canto popular en la Arequipa de los siglos XVIII y XIX. Pero lamenta que haya pasado a ser una reliquia que solo se recuerda cada agosto, cuando podría ser cultivado y recuperado.

Compartir

Leer comentarios