Regionales

Empresarios rechazan servir a políticos del país

28 de noviembre de 2019

Las recientes declaraciones de empresarios que han financiado campañas políticas no pasaron desapercibidas en la inauguración de la edición número 57 de la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) que se desarrolla en la bahía de Paracas.

Luis Estrada, presidente de esta cita empresarial, fue el más duro al referirse al desempeño de los empresarios en sus relaciones con los partidos políticos y en los actos de corrupción vinculados al caso Lava Jato. Usó términos como “lacras”, “pobreza moral” de muchos personajes, así como “codicia” y «soberbia» para calificar su accionar.

Estrada calificó este año que ya termina como “complejo”, pues vivimos una “de las peores crisis institucionales” de los últimos años.
Pero que no solo afecta a la clase empresarial, sino que está presente en el Congreso, en el Poder Judicial, en el Poder Ejecutivo, “todos tocados por los actos de corrupción y la falta de iniciativas”.

Refiriéndose a lo acontecido en las últimas semanas, señaló que el “equilibrio de poderes se ha visto seriamente afectado”. Aseguró que es necesario, en ese sentido, realizar profundos cambios en el sistema político como el financiamiento de las campañas políticas y filtros para combatir la corrupción tanto en el sector público como en el privado.

Fue en este contexto que lanzó la frase: “Basta ya de llamar empresarios a los negociantes y a los piratas”.
Pero no todo fue críticas, este reconocido empresario resaltó el trabajo que viene desarrollando el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, que ha logrado controlar la inflación en los últimos años.

Haciendo un llamado a los empresarios en esta CADE, aseguró que es necesario revalorar la imagen del empresario ante la sociedad trabajando con honestidad y haciendo una distribución más justa a sus trabajadores.

Finalmente se preguntó qué país queremos al 2050, y que será motivo de una de las mesas el día viernes.

“Queremos uno moderno, sin pobreza, venciendo a la anemia y la desnutrición crónica que afecta al 20% de los niños en nuestro país o queremos una sociedad mediocre dirigida por caudillos populistas”.

DATO
La respuesta está en el crecimiento económico, pero no a un 2%, sino con tasas que lleguen al 5% como sucedió hasta hace pocos años, “ese fue un logro de la economía de mercado”.

Compartir

Leer comentarios