Arequipa

En Arequipa 300 mil personas están en alto y moderado peligro por reactivación de quebradas

24 de febrero de 2020
Familias viven en zona de riesgo.

La cuarta parte de la población en Arequipa está en moderado y grave peligro ante la posible activación de las quebradas por huaicos y lahares, advirtió la investigadora del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Luisa Macedo Franco.

Son 300 mil personas que están en latente riesgo de ver afectadas sus casas e incluso sus vidas por haber construido en zonas de moderado y alto riesgo. Específicamente en medio de quebradas o cerca a estas.

No en vano dicen que la naturaleza tiene memoria, y principalmente las quebradas. Aunque algunas son llamadas secas, en algún momento pueden reactivarse y arrasar con todo lo que encuentren a su paso.

Los huaicos y lahares, por la acumulación de bancos de agua producto de precipitaciones pluviales extraordinarias en la estación de verano, son un riesgo latente del que todos, ciudadanos y autoridades, deberíamos estar conscientes.

Lastimosamente, como señala la investigadora, nadie toma conciencia del real peligro de las quebradas. Como pueden reactivarse ahora o en 50 años, producto de las lluvias y o la reactivación volcánica.

El riesgo se da por la construcción de viviendas e incluso complejos habitacionales en cauces de quebradas, validados por las propias autoridades o los traficantes de terrenos, que hacen caso omiso de los tantos estudios que han hecho tanto el IGP, Ingemmet y la ANA.

“Son 300 mil personas en alto y moderado peligro por la activación de quebradas por huaicos y lahares. Es muy alto que la tercera parte de la población de Arequipa esté en riesgo”, comentó Macedo.

Las zonas vulnerables son Cerro Colorado, Yura, Cayma (Charcani), Miraflores, Mariano Melgar y Paucarpata, donde existen quebradas rellenadas con escombros, con la consecuencia de la disminución de los cauces.

Otro problema advertido por Luisa Macedo es el boom de la construcción, que genera la extracción de agregados en las faldas de los cerros y cauces de quebradas. Producto de la actividad tierra y piedras quedan removidas, siendo más fácil su arrastre por un huaico o lahar.

Recordó que tras la activación de la torrentera de la avenida Venezuela, en 2013, ella y su equipo de investigadores recorrieron la quebrada desde el volcán Misti, comprobando la existencia de escombros removidos en el cauce, esto provocó el incremento del caudal del huaico y su fuerza destructiva.

La investigadora del IGP recomendó a la población estar preparada. Verificar desde su celular con la aplicación de Google Maps si su vivienda está ubicada en el cauce de una quebrada. Dependerá de usted asumir los riesgos.

Compartir

Leer comentarios