Provincias

En Caylloma 500 familias aún no pueden reconstruir casas

24 de mayo de 2019

El proceso de reconstrucción en las provincias de Caylloma, Caravelí y Castilla, afectadas por terremotos y huaicos, respectivamente, avanza a paso muy lento.

El panorama más complicado se vive en Caylloma. La jurisdicción fue afectada por un sismo de 5.2 grados en agosto de 2016, lo que provocó que más de mil viviendas se vinieran abajo o quedaran en mal estado. A la fecha, solo se han reconstruido 600 predios, sin embargo, aún hay 500 familias con casas inhabitables que requieren la reconstrucción de su propiedad.

El viceministro de Vivienda, Jorge Arévalo Sánchez, aceptó que existe demora, pero anunció que el gobierno planea terminar con la reconstrucción en esta provincia este año.

Explicó que el retraso obedece a varias razones. La primera, las dificultades para intervenir en zona monumental. Señaló en ese sentido, que las 500 viviendas, cuya reparación aún está pendiente, se encuentran declaradas como patrimonio, empero ya se ha llegado a acuerdos con sectores relacionados a esta materia (Ministerio de Cultura) para poder intervenir.

Otro problema, fue la falta de legislación especial para que estas familias accedan a créditos del Fondo Mi Vivienda. Arévalo señaló que a finales del año pasado, el Congreso aprobó una norma especial que flexibilizó los requisitos para que los damnificados califiquen al programa en mención, por lo que este año se iniciará con la reconstrucción de sus casas. Para concretar ello, el Ministerio convocará para julio próximo un concurso para que empresas inmobiliarias se hagan cargo del proyecto.

CARAVELÍ Y APLAO
En el caso de Caravelí, donde se debe reconstruir más de 100 viviendas, también afectadas por un terremoto, Arévalo señaló que han solicitado S/. 35 millones al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para iniciar con este proceso.

Mientras que en Aplao, los funcionarios del Ministerio de Vivienda, trabajan con las autoridades locales para ubicar un terreno para reasentar a las familias damnificadas por un huaico que afectó el lugar en febrero del año pasado.

Compartir

Leer comentarios