Salud

En Clínica San Juan de Dios realizan cirugía de alto riesgo para salvar la vida de paciente

18 de junio de 2019

Con moderna intervención quirúrgica de cardiología intervencionista y hemodinámica, médicos especialistas de la Clínica salvaron la vida de un paciente de 76 años.

“Es un caso muy interesante, y a la vez el primero que se realiza como Clínica en la parte coronaria intervencionista”, indica el doctor Jorge Gil, especialista en cardiología del staff, quien a su vez detalla que el paciente acudió a la Clínica por el área de emergencia con una sensación de desmayo sin pérdida de conocimiento. “Tenía dolor, pero bastante atípico, se le hicieron los exámenes, como cualquier otro tipo de dolor que es el electrocardiograma y enzimas cardíacas, ambas pruebas resultaron negativas; después de 6 horas se repitieron los exámenes y resultaron negativos, entonces fue dado de alta con la indicación de venir por consultorio externo para estudio del paciente”, añade Jorge Gil.

Del mismo modo, detalla que el paciente volvió a los 2 días y cuando le realizaron las pruebas de esfuerzo y de ecocardiograma, y al salir positiva la primera, inmediatamente le hicieron una interconsulta para realizarle un cateterismo cardíaco. “La intervención ha durado una hora y media, y durante la misma hemos encontrado 2 arterias enfermas, la llamada descendente anterior que irriga más del tercio de la musculatura cardiaca, y la coronaria derecha que fluía crónicamente; ambos conductos recibían circulación colateral de otros tipos de arterias, y se procedió con una angioplastia, que consiste en la colocación de un stent para abrir el vaso sanguíneo que estaba obstruido”.

Por su parte, el doctor Pedro Torres Eguiluz, especialista en cardiología y miembro del equipo que realizó la intervención quirúrgica en la Clínica, señala que este tipo de cirugía tiene muchas ventajas, entre las que se encuentran el tiempo corto de duración y el ahorro de costos. “Es un procedimiento de alta tecnología que gracias a Dios ya se está realizando en nuestra ciudad, porque una intervención cardíaca siempre implica un riesgo de que el paciente haga una avenda ventricular, y de que se pueda perforar una de las arterias coronarias y el ventrículo; realmente es un estudio que requiere mucha capacitación, mucho entrenamiento y experiencia de parte de los operadores”, enfatiza Torres Eguiluz.

Asimismo, indica que este tipo de intervenciones originalmente se trataba como una cirugía de bypass aorto coronaria, en la que se tenía que abrir el esternón, parar el corazón, entrar a circulación extracorpórea, sacar arterias de las piernas o de los brazos y hacer 2 puentes. “Era una cirugía bastante larga de 5 a 7 horas, con una recuperación mínimo de 15 días, en cambio, con la que hemos realizado, el paciente se interna hoy día, se hace la intervención, y al día siguiente ya está yéndose de alta a la casa, según sea el caso”, explica el especialista.

De otro lado, Jorge Gil manifiesta que la evolución del paciente fue bastante favorable, porque estuvo un día en UCI y dos en hospitalización. “El paciente fue dado de alta, ahora se encuentra en casa con su familia y tiene que venir periódicamente para sus controles.»

Finalmente, el doctor Pedro Torres Eguiluz, hace un llamado a la ciudadanía para que se realicen exámenes primarios de monitoreo del corazón, y de esta manera puedan evitar el sufrimiento de enfermedades cardiovasculares; teniendo a la Clínica San Juan de Dios como la institución especializada y tecnológicamente implementada para este tipo de estudios en el sur del país.

Compartir

Leer comentarios