Educación

En la Unsa está prohibido y sancionado el acoso sexual y virtual

12 de abril de 2019
Consejo Universitario aprobó un reglamento para sancionar casos de acoso.

Con un reglamento que ha sido aprobado por el Consejo Universitario y está vigente desde ayer, en la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa) está prohibido y sancionado el acoso sexual y el bullying contra los estudiantes, ya sea por parte de otro estudiante, de un docente o del personal administrativo.

En esta universidad en el año 2017, por ejemplo, se había recibido un promedio de 17 quejas, pero fueron resueltas en buenos términos para las víctimas y con llamadas de atención hacia los agresores, debido a que no había un reglamento específico para dictar sanciones para los responsables.

Los estudiantes que acosen sexualmente a otro estudiante, mujer u hombre, o practiquen el bullying presencial o a través de medios electrónicos, serán sancionados efectivamente, con la separación temporal, de la universidad, que será un año y con la expulsión definitiva; mientras que a los docentes se les separará inmediatamente, luego de confirmarse la agresión.

En el caso de los trabajadores administrativos, se someterán a lo que estipula la Ley Servir y al procedimiento administrativo de la universidad. Con estas disposiciones se busca que haya un respeto mutuo entre los estudiantes, de tal manera que el desarrollo académico sea armonioso.

Aquellas personas que estén sufriendo el acoso dentro del ambiente universitario, deberán denunciar el hecho ante cualquier autoridad inmediata, a la Defensoría Universitaria o ante la Defensoría del Pueblo, para que se abra una investigación y se dé con los responsables y sean castigados severamente, además de someterse a las leyes, que también castigan estos delitos.

El rector de la Unsa, Rohel Sánchez Sánchez, precisó en el marco de la aplicación del reglamento, que se promoverán acciones educativas en materia de acoso sexual y/o virtual, desarrollo de campañas de prevención, la instalación de un número directo para denuncias, la implementación de un consultorio jurídico y psicológico para las víctimas de acoso.

La casa agustina difundirá masivamente el documento para que estudiantes, trabajadores y docentes sepan cómo proceder en caso de presentarse algún hecho de acoso. En caso de evidenciarse el acoso sexual, las sanciones serán drásticas y ejemplares, dijo.

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Ángel María Manrique Linares, saludo esta iniciativa de la casa agustina, la primera en aplicarla en la región. Dijo que la norma ayudará a contrarrestar la violencia de género dentro y fuera de la universidad y que su institución cumplirá una labor de supervisión para que se actúe de acuerdo a lo normado.

Compartir

Leer comentarios