Arequipa

En lo que va del 2020 se contabilizó 1394 temblores en el sur del país

21 de octubre de 2020

Arequipa apenas obtiene el 10 % de la totalidad de movimientos telúricos, según las estadísticas del Instituto Geofísico de la UNSA, que además advierte una considerable disminución en los sismos, ya que al momento se contabilizan entre 2 y 3 de forma diaria, cuando una década atrás se llegaba a contar de 12 a 15 en solo 24 horas.

Entre el 01 de enero y el 30 de setiembre del 2020, el sur del Perú fue sacudido por un total de 1394 sismos. Los movimientos telúricos tuvieron diversos epicentros, así como magnitudes que iban de 1 hasta 5,3 grados, siendo así perceptibles e imperceptibles por la población.

La información la brindó ayer Víctor Aguilar Puruhuaya, jefe del Instituto Geofísico de la Universidad Nacional de San Agustín, quien explicó que los temblores de mayor intensidad se presentaron en la región Arequipa, los días 28 de julio (al sur de Quilca) y el 01 de agosto (al norte de Camaná).

Manifestó que en enero se produjeron 169 movimientos telúricos, en febrero 132, en marzo 128, en abril 168, en mayo 155, en junio 138, en julio 200, en agosto 145 y en septiembre 159. De la cifra global, Arequipa apenas tuvo como epicentro al 10 %, es decir cerca de 130.

El especialista advirtió que la cantidad de sismos reporta una considerable disminución con relación a una década atrás, cuando se llegaba a contar de 12 a 15 temblores en solo 24 horas. Al momento, en Arequipa solo se contabilizan de 2 a 3 movimientos al día y la mayoría son de 1 a 2 grados.

“Esto significa que cada vez es más latente la posibilidad de un sismo de gran magnitud en el sur del Perú, que afecte considerablemente a Arequipa y alrededores. En mayo último se cumplieron 143 años del último terremoto más devastador entre Tacna y Arica”, comentó.

Dijo que si bien es difícil de determinar cuándo terminará ese silencio sísmico entre Ilo (Moquegua) a Antofagasta (Chile), hay la certeza que sí ocurrirá y ante ello hay que estar preparados, toda vez que, mientras más tiempo pase la acumulación de energía y liberación de la misma, será peor.

MOCHILA DE EMERGENCIA

Aguilar Puruhuaya afirmó que a raíz de la COVID-19, muchas personas y en especial autoridades bajaron la guardia con relación a la prevención ante sismos y terremotos, en tal sentido, exhortó a la práctica de simulacros en casa, porque este ejercicio permite planificar qué hacer cuando sucede un fuerte movimiento a la par que se aprende a reaccionar correcta y automáticamente.

DATO

Agregó que la mochila de emergencia es vital para sobrevivir y en ese sentido no debe faltar en la casa. Esta debe ser cómoda y su peso no debe exceder los 20 kilos, ya que impediría movilizarse con facilidad y rapidez que el caso requiera. Debe de estar lista ante cualquier eventualidad.

Compartir

Leer comentarios