Especiales

El mágico paisaje de Salinas y Aguada Blanca

7 de febrero de 2019

Se encuentra ubicada en las provincias de Arequipa y Caylloma en el departamento de Arequipa y en la provincia de General Sánchez Cerro del departamento de Moquegua.

Su extensión es de 366 mil 936 hectáreas. La altitud promedio es de 4 mil 300 metros sobre el nivel del mar.

Este mágico espacio presenta amplia biodiversidad y otorga servicios ambientales a más de un millón de personas en el país. Su belleza la coloca como un destino importante cercano a la Ciudad Blanca.

Este lugar funciona como reserva de procesamiento de agua, la cual se usa para la agricultura, energía, industria, y uso doméstico de las comunidades cercanas favoreciendo la economía de la región.

Fotografía: Adrián Sisa

Además, la reserva es el hogar de protección de una de las especies más emblemáticas del país, como es la vicuña. Allí, viven más de 12 mil de estas especies.

Pero también comprende un territorio en donde habitan más de trece comunidades, cuyas actividades se basan principalmente en la agricultura. Gracias a ellas los viajeros pueden realizar turismo vivencial y conocer sus modos de vida.

Fotografía: Adrián Sisa

Su objetivo principal es brindar las condiciones ambientales óptimas para que vivan las poblaciones de vicuña, de la parihuana común, la parihuana andina y la parihuana de James, a través de la protección de los bosques de queñal. Estas son las poblaciones que se encuentran en mayor peligro.

Este singular ecosistema, proporciona un valioso e irremplazable servicio ambiental, pues los vientos que vienen desde el altiplano puneño-boliviano provocan lluvias, nieves y granizos, entre octubre y abril, que son retenidos por los yaretales, queñuales, pajonales y tolares, almacenándolos en los bofedales, lagunas y en el subsuelo.

Fotografía: Adrián Sisa

De allí es liberada lentamente a lo largo del año, con lo cual se regula el ciclo hidrológico, para beneficio de las comunidades.

¿COMO LLEGAR A LA RESERVA?

Uno de los caminos es por Chiguata. Ese pequeño distrito es el punto de partida para realizar una ruta de senderismo a la Laguna de Salinas, aunque también puedes recorrerla en carro. Demorarás entre una hora y media hasta 2 horas y media a pie. Eso sí, recuerda llevar un refrigerio ligero, casacas y chompas cortavientos y bloqueador solar para protegerte del clima.

No obstante, también es posible llegar por la ruta que parte con dirección a Yura – Juliaca

Compartir

Noticias Relacionadas

21 de febrero 2019

El reino de la chicha

14 de febrero 2019

Un rincón para el amor

Leer comentarios