Especiales

Las mujeres son protagonistas del cambio

14 de diciembre de 2018

Arequipeña ayuda a víctimas de violencia a salir de la dependencia material y emocional de sus agresores y cambiar su historia.

En Arequipa más de 10 mil denuncias por violencia familiar fueron reportadas en los centros de Emergencia Mujer en lo que va del año, la mayoría de las víctimas son mujeres en situación vulnerable, cuyo común denominador en ellas es la baja autoestima y el miedo. Salir de ese estado no suele ser fácil al estar sola, sin embargo hay instituciones que tienden puentes para que ello sea posible.

Claudia Martínez Díaz es una arequipeña coach de Marca Personal, que pasó por una situación de vulnerabilidad, pero la vida le dio una oportunidad para sanarse y retomar un camino de autoconocimiento y emprendimiento.

“Las mujeres son protagonistas del cambio en sus vidas”, dijo.

Ella reconoce que la violencia puede heredarse. Mujeres sometidas al maltrato de sus parejas, pueden estar criando hijas con esos mismos temores, con poca autoestima, vulnerables a los agravios.

“Vemos que existe una crisis dentro de la familia, que genera niñas con muy poca autoestima, que cuando encuentran a un protector pueden soportar todo de esa persona, hasta que las maltrate”, refirió.

Según Martínez, las respuestas están en el hogar, la madre y el padre de familia, tienen un rol importante para formar la autoestima de los hijos. Si la niña en el hogar, tiene un mal ejemplo de sus padres, es probable que continúe el mismo patrón.

Explicó que hoy, encontramos casos donde la mujer está rota, triste, dolida, herida, sin educación técnica ni autoconocimiento, es producto de miedos y mentiras de lo que fue aprendiendo de manera experimental, inclusive desde el vientre de su madre, ya que esa madre tampoco sabía quién era, qué quería y cómo lograría sus sueños, simplemente se adaptaba a su realidad y se sometía a ella con fragilidad.

“Es un círculo que se repite por la falta de reflexión y arrepentimiento por los actos que comete y por la falta de personas, guías, mentores, que influyan sobre ellas, con resultados de vida productiva, saludable, decente y llena de fe”, dijo.

En ese sentido, el conocimiento de reencontrar en un mismo el sentido de la vida, fijando objetivos, metas a partir de la identidad de su marca personal, es uno de los primeros pasos para iniciar el camino, al cambio en las familias, que actualmente son disfuncionales.

Claudia Martínez Díaz desde hace un año ha logrado certificar a más de 500 mujeres arequipeñas, entre empresarias y en situación de vulnerabilidad, en su marca personal.

“La marca personal, es saber quién es uno mismo, más allá de los apellidos, la condición social o económica. Es lo que la persona transmite con su comportamiento, el estilo propio, la imagen, el liderazgo y los emprendimientos”, indicó.

Este año trabajó con mujeres del Cono Norte, captadas con apoyo de la Municipalidad de Cerro Colorado. Entre este grupo de microempresarias y comerciantes, en su mayoría, había madres solteras, deseosas de salir de las situaciones de violencia en sus hogares por el bien de sus hijos. No obstante, todas con una baja autoestima, lo cual fue superado con el entrenamiento.

Claudia Martínez hace 10 años inició su proceso de cambio en ella misma, y se ha especializado en Coaching logrando la certificación internacional. Su empresa está dedicada al asesoramiento de personas y empresas, en marca personal y empresarial. Tiene como programa de responsabilidad social a V- School, dedicado a despertar en las mujeres en estado de vulnerabilidad, su yo triunfador, para lograr cambios positivos en sus familias.

DATO
Si bien el programa cierra antes de fin de año y retomará sus actividades en abril de 2019, las interesadas pueden comunicarse con Claudia a través del fanpage de su empresa, y contar su historia como protagonistas del éxito.

Compartir

Leer comentarios