Especiales

¿Porqué no se debe prohibir las peleas de toros y gallos?

5 de febrero de 2019

Los gallos y toros son razas de combate que se extinguirían si es que el Tribunal Constitucional (TC) decide incluirlas dentro de la ‘Ley de Protección y Bienestar Animal’.

Especialistas en el tema respaldan ambas tradiciones milenarias porque la propia Constitución Política del Perú protege las manifestaciones culturales de mayorías y minorías, y por ello los ciudadanos tienen el derecho de preservarlas.

Las peleas de toros y gallos son tradiciones con más de 400 años de antigüedad, que en la actualidad son consideradas ‘representaciones culturales vivas’ en casi la totalidad de regiones del Perú, en especial Arequipa, donde existe un marcado sentimiento popular y aficción.

En las últimas semanas, estas manifestaciones culturales tuvieron en ascuas a miles de propietarios, criadores, e incluso aficionados de las peleas de toros y gallos, pues el Tribunal Constitucional (TC), inició la revisión de la demanda que busca incluir dichas actividades en la Ley de Protección y Bienestar Animal N°30407, buscando restringirlas.

Pero ¿porqué no se deberían prohibir las peleas de toros y gallos?, la respuesta la tiene Ernesto Álvarez Miranda, expresidente del Tribunal Constitucional, y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad San Martín de Porres; quien en base a fundamentos legales, afirma que si bien la tauromaquia vino de España, es parte indivisible de las tradiciones peruanas.

Sostiene así, que el Perú no nace con el imperio inca, sino con el mestizaje, con los conquistadores españoles, así como la Inglaterra que hoy conocemos no aparece sino hasta que se concretó la mezcla social y cultural de “sajones y normandos”.

Álvarez Miranda agregó en tal sentido, que la Constitución no solo es política, jurídica y económica sino también cultural. Protege por tanto, todas las manifestaciones culturales de mayorías y minorías. Al igual que pueblos indígenas tienen garantizada su identidad y costumbres; los que cultivan expresiones como la tauromaquia, y peleas de gallos, cuyo origen es árabe, tienen derecho a preservar sus tradiciones.

El expresidente del TC manifestó además, que el principal respaldo a ambos espectáculos, es su amplia acogida en grupos y comunidades de la sociedad reflejado en la masiva presencia de público cuando se realizan en las distintas ciudades del país.

“Si no fueran espectáculos exitosos, fracasarían y no serían el importante aporte económico que representan son para miles de personas”, anotó Álvarez Miranda.

Y es que en efecto, dichos espectáculos generan puestos laborales y un ingreso económico significativo en el país, debido a que diferentes personas ejercen su vocación y preservan la cultura del país. Por ello, censurarlos impactaría, además de lo antes indicado, en la economía nacional y la personal de cada individuo involucrado en su realización y organización de las peleas de toros y gallos, limitando los derechos fundamentales mencionados e impactando en la necesaria diversidad cultural de un país como el nuestro, puntualizó el ex magistrado.

DEFENSA LEGAL

Los magistrados del TC presididos por Ernesto Blume Fortini el 25 de enero último realizaron en Arequipa la audiencia acerca del pedido de inconstitucionalidad de la Ley N° 30407 interpuesta por María Eguiluz Jiménez, en representación de más de 5 mil 286 personas.

El abogado demandante Juan Talavera Morales inclusive presentó un material videográfico mostrando el presunto maltrato que sufren estos animales cuando se enfrentan, como parte de las tradiciones.

A su turno, la defensa de la Asociación de Criadores de Gallos, sostuvo que esta tradición de más de 400 años atrás alegando que actualmente, es la única representación cultural que se mantiene viva en el Perú, donde hay 1600 coliseos.

Aseguró que los gallos de pelea son una raza única en el país y en el mundo, así como el gallito de las rocas, o como el caballo peruano de paso. “Son criados junto a su madre y no separados como ocurre con aquellos de consumo humano que se crían en incubadoras comiendo alimento artificial y a los 38 días los matan para comerlos”, alegó.

Comentaron además, que los gallos nacen con su propia espuela y nadie les enseña o entrena para pelear, pues tienen este instinto desde que son pequeños.

Finalmente concluyó su alegato pidiendo respeto para esta y otras tradiciones culturales de la región y el país, de la cual miles disfrutan en su tiempo libre.

OTRA POSICIÓN

Asimismo, según la Junta Directiva Mundial AMCGCE World Wide, el Tribunal Constitucional del Perú no puede ni debe aceptar el pedido animalista prohibir estas actividades netamente culturales, “una ley no puede ni debe prohibir una manifestación cultural”.

Por ello, consideran que esta prohibición no se dará, luego de la sustentación legal dada en audiencia del TC.

Reiteraron porque la demanda de inconstitucionalidad no tiene sentido, el fin supremo es el ser humano. Además, sostuvieron que prohibición de actividades sea cual sea, violación flagrante de nuestro derecho a la recreación y sano esparcimiento, protegido por la Constitución, violación de nuestro derecho al trabajo, de libre empresa, de inversión, de mantener y realizar actividades de caracter cultural y que no están penalizadas bajo ningún contexto.

TOROS DE PELEA

La congresista Alejandra Aramayo y el abogado Carlos Bustamante a su turno, también hicieron uso de la palabra para defender las peleas de toros.

Ambos, coincidieron en que los astados no sufren maltratos, torturas, ni ningún tipo de crueldad al enfrentarse.

Enfatizaron, además, los múltiples cuidados que perciben al momento de su preparación, así como la excelente alimentación para obtener el peso adecuado en el combate y obtener la victoria.

Félix Medina Linares, presidente de la Comisión de Defensa de Toros de Pelea en la Asociación de Criadores, Propietarios y Aficionados en Arequipa, comentó que las peleas de toros son una tradición histórica en Arequipa, como su fervor por actividades religiosas o su orgulloso Misti, que en verdad son un atractivo para los turistas.

MASIVA MOVILIZACIÓN

Durante dos días en Arequipa se reportaron masivas movilizaciones y vigilias a favor de las tradicionales peleas de toros y gallos.

Para participar de ambas acciones, llegaron a la Ciudad Blanca miles de criadores, propietarios, y aficionados de las costumbres, alegando que si es necesario más adelante saldrán junto a sus animales.

Portaron grandes carteles y baners en defensa de ambas tradiciones, que se han mantenido vigentes durante siglos, y con las cuales miles han convivido desde pequeños y para ellos es un emblema.

DATO

En el distrito de Chincha la pelea de gallos a navaja, han sido declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial, mientras que la pelea de toros se declaró Patrimonio Histórico de Arequipa en el 2016.

Compartir

Leer comentarios