Salud

Estiman que un 14% de embarazadas tiene anemia

20 de mayo de 2019

De un promedio de 2 mil 800 embarazos registrados en el primer trimestre del año en la Red Arequipa Caylloma, el 14% de las madres tienen anemia, con lo cual ponen en riesgo la salud de sus hijos, debido a que por falsas creencias no toman los suplementos vitamínicos que se les receta.

Juana Vilca Puma, coordinadora de Estrategias de Salud Sexual y reproductiva de esta Red, indicó que la mayoría de madres conoce el diagnóstico, pero creen que los suplementos podrían causarle daños al niño que llevan en el vientre.

Otras lo hacen para evitar las consecuencias de su consumo, como estreñimiento, acidez, y otros.

Los niños ya nacen con deficiencia, por lo que desde los cuatro meses tienen que recibir el tratamiento, además de alimentos ricos en proteínas y en hierro.

Solo en Cerro Colorado el porcentaje de anemia está por encima del 40% de un promedio de 10 mil niños, por lo que la municipalidad distrital ha distribuido un presupuesto adicional para mejorar la alimentación a través del programa Vaso de Leche.

También se paga un monto de 10 soles a cada promotora para que capte a menores con deficiencia alimentaria y los sometan al tratamiento. Según explicó la coordinadora de la red, una vez detectado cada caso, tanto de madre como niño, las promotoras de salud tienen que hacerle un seguimiento a cada caso para ver si continúan el tratamiento, porque incluso muchas madres no lo continúan, pese a que conocen las consecuencias de abandonarlo.

Por otro lado, la especialista informó que la cantidad de embarazos está disminuyendo en un 4% por año y eso se debería a que las parejas han asumido con mayor responsabilidad el hecho de ser padres y solo quieren tener un máximo de dos niños por familia. Respecto al número de adolescentes embarazadas, dijo que Arequipa aún mantiene el último lugar a nivel nacional.

Una gran cantidad de estos casos por ejemplo se mantienen en distritos como Cerro Colorado, El Pedregal, Yura, Cayma, que reciben una gran migración, y entre ellos jóvenes que ya vienen embarazadas buscando un mejor futuro para ellas y sus hijos.

Son hacia ellas que se dirige un programa para que se hagan un control prenatal y así evitar enfermedades, no solo asociadas a su estado, como la preeclampsia, sino que muchas veces, cuando se someten a examen a estas madres, se les detecta otras enfermedades como cáncer, anemia, diabetes, aneurismas, como un reciente caso de una madre fallecida, entre otras, por lo que deben acudir a hacerse atender, más aún cuando los servicios son gratuitos, ya que una embarazada de inmediato accede al SIS, sin ninguna evaluación para la atención del parto y hasta 40 días después del alumbramiento.

Compartir

Leer comentarios