Economía

Estiman US$ 500 millones en exportaciones perdidas

7 de agosto de 2019

Un promedio de 500 millones de dólares se han perdido por exportaciones que no lograron salir del país a través del puerto de Tisur, aproximadamente 27 millones diarios, según el gerente comercial del puerto, Mauricio Núñez del Prado.

Informó el funcionario que desde el 18 de julio no se ha podido trabajar con normalidad, debido a que no se ha permitido descargar las naves que llegaban del extranjero y tampoco se permitió la carga y salida de camiones para distribuir a sus respectivos destinos, por lo menos hasta antes del 25 de julio, luego la atención fue restringida.

Fueron 20 naves que estaban en espera para la descarga y que 12 han tenido que derivar a otros puertos como Pisco, Callao e Ilo, generando sobrecostos logísticos para el transporte de las mercancías que se han incrementado considerablemente.

Incluso señaló que el servicio de descarga a través del ferrocarril ha sido nulo, debido a que no se ha podido restablecer el servicio por vía férrea ante el temor de probable ataques en el trayecto lo que podría en riesgo no solo la vida de las personas, sino también de los productos que básicamente se trata de concentrados de minerales provenientes de dos compañías mineras del sur, que implica también cuantiosas pérdidas en exportaciones no solo para las empresas, sino también para el país.

Mediante la Resolución Suprema 080, el Gobierno Peruano decidió otorgar las garantías para que el funcionamiento del puerto de Matarani se normalice, por ser el segundo puerto más importante del país con la permanencia de las Fuerzas Armadas, de tal manera que ahora se permite el paso restringido de los camiones, aunque por algunas horas, debido a que los pobladores deciden bloquear las vías.

Lo que no se ha normalizado, es la llegada de los camiones con la carga de mercancía desde las zonas de producción hasta el puerto para que puedan salir al extranjero, debido al bloqueo de las vías en diversos sectores, en especial por el Kilómetro 48 o La Joya.

Al no llegar los productos a sus destinos en el tiempo previsto, hay muchos contratos que se cancelan, otros que no se vuelven a firmar por el incumplimiento de los mismos, lo que generan pérdidas para los exportadores y menos ingresos para las arcas peruanas.

Compartir

Leer comentarios