Arequipa

Familias abandonan Arequipa y se dirigen a su natal Puno

23 de abril de 2020
Aún muchos ciudadanos buscan llegar a su tierra natal

Para evitar ser detenidos utilizan vías inhóspitas y bajo duras condiciones climáticas. 

La carretera Arequipa – Puno es otra vía de escape de familias que, al ya no tener la posibilidad de trabajar en la ciudad a causa de la pandemia, salen de la ciudad a pie cargando con sus sueños inconclusos de un mejor porvenir.

Tal cual pasa en la provincia de Camaná con los habitantes del centro poblado de Secocha, las personas que residían en Arequipa caminan horas por la carretera para retornar principalmente a las regiones de Puno y Cusco.

Los caminantes llevan mochilas y bolsas con ropa, unos pocos alimentos y agua para soportar el cansancio. Se los puede apreciar en pequeños grupos o parejas saliendo desde las invasiones y asociaciones del Cono Norte. 

Por temor a ser intervenidos, algunos caminan por terrenos colindantes a la carretera. Entre la maleza seca se puede apreciar a jóvenes, mujeres e incluso menores de edad. Familias enteras que dejan la ciudad del Sillar para retornar a sus comunidades donde por lo menos tendrán el fruto de la tierra y la carne de sus animales para afrontar esta crisis que los deja sin trabajo.

Jóvenes manifiestan que llegaron a Arequipa para estudiar y conseguir un empleo digno. Trabajaban en talleres o locales de comida para solventar las pensiones, alojamiento y comida. Como todo cerró por la emergencia sanitaria, lograron sobrevivir un mes, pero ahora ya no tienen más recursos. 

Recorren la carretera a Yura por la Pascana. Llegan hasta el peaje donde hay vehículos que dejan a otros viajeros, debido a que en ese lugar la Policía realiza el control de las unidades.

Una trabajadora del peaje manifestó que hace una semana la cantidad de personas era mayor, ahora pasan en parejas y una que otra familia.

La mayoría aprovecha el atardecer para caminar. Evitan salir en la noche o la madrugada por su seguridad, pues están expuestos a muchos riesgos principalmente si son mujeres o si viajan con niños y adultos mayores.

Aunque es ilegal y riesgoso, en la carretera Arequipa – Puno, abordan camiones de carga y minivanes, para que los traslade por lo menos al sector de Santa Lucia (Puno) para luego continuar hasta sus comunidades.

La inmovilización social obligatoria se ha quebrado en esta parte de la ciudad. La gente sigue movilizándose sin esperar un traslado humanitario, y sin cumplir los protocolos de seguridad sanitaria, pues estas personas que transitan también pueden estar movilizando el virus.

Traslado humanitario: San Martín espera arribo de segundo grupo de ...

Muchos ‘retornantes’ pasan por exhaustivos pruebas de descarte y desinfección durante su recorrido.
Compartir

Leer comentarios