Arequipa

Familias de zona alta de Miraflores viven de las ollas comunes en esta cuarentena

4 de abril de 2020
Miryam Mamani es recicladora y se le están terminando los alimentos para sus hijos.

Los vecinos de la zona alta de Miraflores se apoyan con ollas comunes para palear los días de confinamiento.

A través de ollas comunes y la ayuda de vecinos familias de la Asociación Cristo Blanco, en el distrito de Miraflores sobreviven a la cuarentena. Afectados por la falta de generación de recursos e ingresos económicos se encuentran a la espera de los víveres que otorgará el Gobierno Central a través de canastas.

Miryam Mamani, es una dama con tres hijos, dos pequeños niños y una adolescente, que espera la ayuda del Estado. Mamani, se ha visto afectada por el estado de inamovilidad establecido por el Gobierno para evitar los contagios de la COVID-19. Trabajadora independiente, recicladora, ha detenido su labor por 18 días, tiempo en el que su economía ha ido disminuyendo ante la necesidad de alimentar a sus hijos.

Ana Rosario Salas vivía de vender comida y se le están acabando los víveres.

«Lamentablemente los alimentos se nos han acabado, los hijos piden, la necesidad es grande. Nosotros no hemos recibido ningún tipo de bono, pero necesitamos. Hemos visto que se la ha entregado el apoyo económico a personas que no necesitan y eso nos entristece, porque familias como la mía necesitan de ese dinero», dijo Mamani.

La dama explicó que durante las últimas semanas sobrevive a través de ollas comunes, realizada con sus padres y vecinos, con quienes comparten ciertos productos para preparar desayunos, almuerzos y cenas.

«Esperamos que nos apoyen, necesitamos víveres, y no para nosotros, sino para nuestros pequeños. Estos días con mi madre y algunos vecinos, estuvimos haciendo ollas comunes», contó.

El Gobierno Central destinó 200 millones de soles para ser repartidos en los municipios distritales, los que tendrán la obligación de identificar familias en situación vulnerable y entregarles una canasta familiar. Ayer personal de la comuna distrital de Miraflores desarrolló el censado e identificación de personas en situación de necesidad, según informaron la canasta que entregarán será de 80 soles.

Un caso parecido es el de la señora Ana Rosario Salas, que en los últimos tiempos ha parado su trabajo de cocinera por cumplir las medidas de prevención de contagio de la COVID–19 establecida por el Gobierno.

«Estamos en una situación crítica, nos ha sorprendido a todos, y nosotros los que no tenemos, los que trabajamos el día a día la estamos pasando mal porque no podemos salir. Yo vendía comida, y ahora no puedo porque está prohibido, yo tengo dos niños, y no sé qué hacer, espero que pronto, nos llegue las canastas que ha prometido el Presidente y que las municipalidades nos entregarán», indicó la dama.

Lupe Gutiérrez, gerente de Bienestar Social y Desarrollo Humano, dijo que censaron a familias.

Lupe Gutiérrez, gerente de Bienestar Social y Desarrollo Humano, informó que desarrollan en los pueblos jóvenes de Miraflores una verificación de las personas en estado de vulnerabilidad. La trabajadora municipal informó que se ha desplegado un equipo municipal a cargo de la verificación o censado, de ser necesario de personas que requieran de apoyo.

«Tenemos información, una relación de personas en estado de vulnerabilidad, pero igual estamos verificando y filtrando a este grupo y ver si verdaderamente necesitan. Se ha realizado trabajos en zonas como Corazón de Jesús, Upis, El Salvador, Estrella del Misti y el Mirador», indicó.

DATO

La canasta que se entregará en Miraflores será de 80 soles con un fondo económico de 105 mil soles, aproximadamente. Se recuerda que este proceso de entrega tendrá que pasar por un trabajo de veeduría en la que participarán otras instancias.

Compartir

Leer comentarios